Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agustín López Rivas: "El de Arriondas sigue siendo un hospital de segunda"

El portavoz de la plataforma de usuarios continúa la lucha para que el Grande Covián reciba "la financiación y la dotación que necesita"

Agustín López Rivas. E. G. CEA

"El Hospital de Arriondas sigue siendo tratado como un hospital de segunda", señaló ayer Agustín López Rivas, portavoz de la plataforma de usuarios en defensa del Francisco Grande Covián. Resaltó que sólo la lucha de los trabajadores del centro y los usuarios, apoyados por IU y PP, permitieron la integración del centro en la red sanitaria pública asturiana (antes estaba regido por una fundación), y anunció que el colectivo que lidera continuará la lucha para conseguir que el hospital reciba "la financiación y la dotación que necesita"; esto es, proporcionalmente, la misma que reciben los demás hospitales públicos.

López Rivas, nacido en Madrid, residente en Francia durante casi toda su vida y en la actualidad vecino de Nueva de Llanes, participó en la creación, en 2002 de la plataforma en defensa del hospital de Arriondas, en un primer momento integrada por cuatro asociaciones (Ereba, La Dársena, La Hoguera y AVALL).

El colectivo se unió a la lucha protagonizada por los empleados del hospital y canalizada por el comité de empresa, al frente del cual estuvo primero Covadonga Tomé y después Lola Colunga. "Los trabajadores ya habían organizado varias huelgas, de tal manera que no molestaran mucho a los pacientes, y decidimos apoyarlos", rememoró López Rivas.

Comenzaron entonces las campañas de recogida de firmas, los artículos en la prensa y las movilizaciones. En febrero de 2008 la plataforma lograba movilizar a 3.0000 personas en Arriondas. "A partir de ese momento las autoridades empezaron a inquietarse y quisieron reunirse con nosotros. Izquierda Unida ya estaba en la lucha por un hospital público, y al PP lo empujamos un poquito y nos respaldó", señaló el nuevense, quien destacó el papel de estas dos formaciones políticas, que derrotaron al PSOE, en el poder, y aprobaron en la Junta General la Ley de Integración en 2010. Claro que solo con el PSOE fuera del Gobierno, ya en 2012, el ejecutivo de Foro ejecutó de manera efectiva la integración, indicó López Rivas.

El que fuera profesor de Filosofía y Francés en el país vecino, licenciado en La Sorbona, destacó que sin la ayuda de PP e IU primero, y Foro después, "aún estaríamos luchando en la calle por la integración". Afirmó que la fundación (privada primero, pública después) que rigió el centro era "un chiringuito", pues "el PSOE hizo del hospital algo suyo" y en la fundación "eran todos amiguitos del PSOE".

López Rivas admite que la integración, un "triunfo de toda la sociedad", no ha arreglado todos los problemas; principalmente porque el Principado sigue dotándolo con una financiación "insuficiente, ridícula" y porque "faltan especialistas en varias áreas". Si funciona "un poco mejor que antes es porque les hemos dado pataditas en el trasero, no por su voluntad", añadió.

López Rivas criticó los actos del vigésimo aniversario del hospital, pues "no se invitó ni al comité de empresa, ni a los usuarios. Fue un aniversario para ellos. Que no se cuelguen medallas", concluyó el llanisco.

Compartir el artículo

stats