Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dimite la presidenta del comité del hospital tras una intensa reunión sobre refuerzos

La matrona María José Ordiz abandona por motivos personales y familiares el cargo que ocupaba desde el mes de septiembre del año pasado

María José Ordiz. P. MARTÍNEZ

La presidenta del comité de empresa del hospital del Oriente "Grande Covián", María José Ordiz, ha dimitido de su cargo. La sindicalista ya comunicó su decisión de irse el pasado jueves, tras haber participado el día antes en un tensa reunión del comité de empresa, en la que se debatió sobre asuntos relacionados con los refuerzos de las áreas de Urgencias y Materno Infantil, según revelaron fuentes sanitarias.

La notificación por registro oficial del cese llegará hoy a la gerencia del área VI, que coordina Margarita Pendás. Se abre así una etapa de incógnitas en Arriondas, a la espera de ver quién sucede a la ya dimitida presidenta en un cargo que ocupaba desde septiembre del año pasado.

María José Ordiz estudió Enfermería en el hospital Valdecilla de Santander y realizó la especialidad de matrona en el de Cruces, en Bilbao. Trabajó durante ocho años en el hospital San Agustín de Avilés y desde 2008 ocupa su plaza en el de Arriondas. Pertenece al sindicato de enfermería SATSE y era miembro del comité de empresa desde 2014. Entre sus prioridades al frente del organismo que representa a los trabajadores laborales estuvo la equiparación a todos los efectos con el área sanitaria de Jarrio -acceder a los traslados a otros centros, cobrar la carrera profesional, optar a ayudas y convocatorias del Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA)- y en el refuerzo de plantilla, materiales y estructuras sanitarias en el Oriente.

La contratación de matronas para los centros de salud de la comarca, donde las embarazadas estaban siendo atendidas por enfermeras, fue uno de sus caballos de batalla: se logró que fueran cubiertas las dos plazas de Atención Primaria durante su mandato.

El comité de empresa del hospital comarcal, que durante años encabezó la médica internista Lola Colunga, jugó un papel fundamental, junto con los usuarios, en la lucha por la integración en la red sanitaria pública asturiana. El centro parragués abrió sus puertas el 2 de junio de 1997 como una fundación privada y está ahora en plena celebración del 20.º aniversario. En 2008 se produjo la transformación en fundación pública, adscrita al SESPA.

Tras registrarse numerosas huelgas y reivindicaciones por parte del organismo que representa a los trabajadores, el 19 de marzo de 2010 se publicó en el "Boletín Oficial del Principado de Asturias" (BOPA) la ley de integración del hospital y de su personal en el SESPA, en régimen de gestión directa. En febrero de 2012 el Consejo de Gobierno del Principado, con Foro Asturias en el poder, aprobó la integración de la plantilla del hospital en el SESPA. El comité de empresa continúa reclamando mejoras en las condiciones laborales de la plantilla.

Compartir el artículo

stats