01 de abril de 2018
01.04.2018

Hartazgo en Posada de Llanes por el mal estado del paso a nivel: "Es un peligro"

Los vecinos piden en una concentración arreglar las vías para facilitar el tránsito y un proyecto para sacar el tráfico de la localidad

01.04.2018 | 00:34
El tren circula por el paso a nivel de Posada ante los vecinos concentrados.

"Por el resto de Posada puede andar él solo, pero para cruzar la vía del tren hay que ayudarle". Conchita Amieva, vecina de Posada de Llanes, tiene que ayudar a su hijo, José Alfredo Pría, a pasar con la silla de ruedas por el paso a nivel de la localidad que atraviesa la AS-115 para ir al gimnasio cada día porque, debido al estado en el que se encuentra, no puede cruzarlo por sus propios medios. Ésta es sólo una de las quejas que los habitantes de la localidad que se han concentrado este viernes en la avenida del Torrexón y en la calle Ería de las Pontigas han manifestado sobre un problema que ya dura años.

Unos 400 vecinos pidieron que se solucionen los problemas con los que tienen que convivir desde hace años debido al mal estado del paso. De manera espontánea llegaron a cortar la vía durante unos segundos impidiendo así el paso del tren. Todas estas medidas llegan del hartazgo de los habitantes de Posada ante esta situación. "Está muy mal, para cruzar la calle hay que bajar a la carretera, para una persona mayor eso es peligroso", cuenta Francisco Santoveña. Por su parte, María José Araujo, trabajadora del centro de educación especial Don Orione, cuenta que cuando pasean "hay que bajar casi hasta el centro de la carretera, corriendo el riesgo de que haya algún accidente".

Más allá va en su denuncia Domingo Díez, quien habla de las consecuencias que tiene para las personas que pasan en coche el movimiento que produce el mal estado de la vía. "Por culpa de este paso a nivel ingresan en Arriondas personas mayores que sufren de la espalda", cuenta. Por su parte José Manuel López Guerra, de la plataforma para la mejora del paso a nivel de Posada de Llanes, califica la situación de "denigrante".

El alcalde de barrio de Posada, Miguel Ángel Villaverde, está "contento" con la respuesta vecinal. Lo principal, dice, es arreglar la vía del tren para evitar los problemas que se dan cada vez que hay afluencia de turistas en el municipio. Además, a largo plazo le gustaría que existiera un diálogo tanto con el gestor ferroviario público Adif como con el Principado para "ver las posibilidades de sacar la circulación por alguna otra calle de Posada o para que los viandantes no pasen por el paso a nivel".

En la protesta vecinal hubo representación política: el alcalde de Llanes, Enrique Riestra, y los concejales Juan Carlos Armas, Javier Ardines y Marián García de la Llana. También acudieron los diputados de Podemos Paula Valero, Héctor Piernavieja y Segundo González.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook