12 de abril de 2018
12.04.2018

"Todos son muy simpáticos", dicen los escolares del hermanamiento riosellano

La delegación francesa de Sanguinet se va a casa con la promesa de volver para bajar el Sella y reforzar el intercambio educativo

12.04.2018 | 02:05
Los escolares franceses, disfrutando de la merienda y de la actuación de la "Bandina Gaites Salia", ayer, en Ribadesella.

La estancia de la delegación de Sanguinet que llegó a Ribadesella para firmar el hermanamiento entre ambos municipios llega a su fin y el encuentro entre ambas comunidades se ha cerrado de la mejor manera posible, con una chocolatada acompañada de bizcochos y galletas para agasajar a los más pequeños, los grandes protagonistas de esta visita.

Durante la merienda, los escolares franceses disfrutaron de una de las grandes insignias del Principado, la gaita. La "Bandina Gaites Salia", la agrupación infantil de Ribadesella formada por Víctor Obeso, Lucas Palacios, Lorena Sánchez y Celia Valle y dirigida por Roberto Suárez deleitó a los pequeños con varias interpretaciones y terminó su actuación con una muestra del "Asturias Patria Querida".

De su visita a Ribadesella se llevan momentos inolvidables y, lo que es más importante, nuevos amigos. "Estamos muy agradecidos con el trato que nos dieron, toda la gente de aquí es muy simpática. Los niños lo disfrutaron especialmente, tanto que algunos ya se intercambiaron los números de teléfono con otros chicos de Ribadesella para hablar y jugar con ellos", cuenta una de las docentes francesas, Anahi Fritsch.

Fritsch confiesa que Ribadesella le ha impresionado mucho porque "hay mucho que hacer", por lo que dice que ha "disfrutado mucho" su estancia en el concejo. Además, cuenta que ya están pensando en volver, esta vez con estudiantes un poco mayores, para realizar otras actividades. "Cuando volvamos queremos hacer el Descenso del Sella en Piragua", cuenta Fritsch.

Por su parte, Sylvie Gaillardon cuenta que ya hay asociaciones riosellanas que se han puesto en contacto con ellos para acudir a Sanguinet en junio, cuando una delegación del concejo viaje a la localidad francesa para volver a firmar, esta vez allí, el acta de hermanamiento y ratificar así la unión entre las dos comunidades española y gala.

"Nos vamos todos encantados, los niños sobre todo, así que ya estamos viendo cómo y cuándo podemos organizar más encuentros entre los escolares", explica Gaillardon.

Parece que la visita de la delegación de Sanguinet a Ribadesella ha sido un éxito en lo que a intercambio cultural se refiere y los más pequeños han tenido buena culpa de ello gracias a las muchas actividades que riosellanos y franceses han realizado juntos. Nuevas amistades que continuarán en las próximas visitas que realicen unos y otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído