13 de abril de 2018
13.04.2018

Malestar en Carreña por la "chapuza" de los pasos elevados para reducir la velocidad

"Están mal hechos y se forman piscinas cuando llueve", asegura el empresario Paco Aguilar, con un negocio en la travesía

13.04.2018 | 01:43
César Gancedo señala uno de los tubos de desagüe con la gravilla que lo tapona.

Una "chapuza". Así califican varios vecinos de Cabrales la construcción de pasos elevados reductores de velocidad en la travesía de la AS- 114 que discurre por Carreña, Poo y Arenas. Dicen que son un foco de problemas en cuanto llueve, pues provocan charcos e inundaciones. En Carreña, la capital del concejo, se colocaron dos pasos que afectan a sendos negocios. En Poo se construyeron otros dos y en Arenas tres. Su construcción fue financiada por el Principado y la obra se llevó a cabo en diciembre.

A Paco Aguilar y Charo Rodríguez, del restaurante los Montañeros, en Carreña, el paso sobreelevado les trae a mal traer. Aseguran que la obra ha sido deficiente y afecta a su negocio. Durante la pasada Semana Santa han tenido varios problemas por este motivo. "Se crean unas piscinas tremendas que afectan a la terraza y a los clientes", dicen. "Metieron tubos de PVC en los laterales y acto seguido echaron alquitrán caliente encima, lo que hizo que se hundieran. Además están desnivelados. Uno los desagües está siete centímetros por encima del paso del agua. La caía no es suficiente", se quejan.

Otro de los problemas detectados tiene que ver con el incivismo de la gente. "En Semana Santa hubo gente que aparcaba encima del paso e invadía la acera, la carretera y la terraza", sostiene Aguilar. Los charcos en días de lluvia han bañado a más de un cliente. "Tenemos que tapar la pizarra de los precios con un plástico cuando llueve", dice Charo Rodríguez. El matrimonio ha mostrado sus quejas en el Ayuntamiento por este motivo.

"Sabemos que no es cosa del Ayuntamiento, pero nos hemos puesto en contacto con ellos para buscar una solución. Han llamado varias veces a Carreteras pero de momento nada. Han venido incluso a verlo técnicos de conservación de Carreteras", dicen.

El otro paso elevado con problemas se ubica a la entrada de Carreña. Su mala construcción agrava los problemas que sufre una carpintería cuando llueve. "El desagüe se tupe. A la entrada de la carpintería tenemos una rejilla pero no lleva todo el agua cuando llueve mucho. Los problemas que tenemos son dos. Las alcantarillas de la carretera de Asiegu están sucias y no soportan la cantidad de agua que baja por la ladera y va a parar a la carretera. Este problema ha generado incluso argayos. El paso que han colocado ha agravado el problema. Se debe hacer un desagüe lateral", sostiene César Gancedo.

En Arenas el reductor de velocidad situado enfrente del colegio genera, según los lugareños, una laguna. Desde el Ayuntamiento se muestran preocupados por lo ocurrido y han solicitado a Carreteras una solución urgente al problema. Estudian, incluso, la posibilidad de minimizar el problema con medios propios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook