Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No esperaba ganar, el nivel estaba alto", dice el autor de la mejor borona de Ribadesella

Jesús Pascual, que revalida su triunfo de la edición de 2017, cree que la clave es la harina, que saca del molín de Corao

Jesús Pascual con la borona ganadora en el concurso de Ribadesella. REPRODUCCIÓN DE C. CORTE

La clave para hacer una borona de campeonato la tiene Jesús Pascual Fernández, que acaba de ganar -y es el segundo año consecutivo- el concurso que el Ayuntamiento de Ribadesella dedica a este plato tradicional asturiano. Para este vecino de Bode (Parres), la materia prima es lo principal. Por eso sólo cocina con harina de la máxima calidad traída del molín de Corao, en Cangas de Onís. La base de la borona se fabrica a mano con una mezcla a base de maíz amarillo, blanco y de trigo, ingrediente este último que sirve "para que la masa una bien y quede fina".

Como el secreto no sólo está en la masa, Pascual también cuida bien del relleno: el compango siempre tiene que estar bien fresco. Panceta, morcilla, costillas y morcillas de la última matanza dan el toque de sabor óptimo a la pieza, junto con unos chorizos algo picantes. Los productos de la borona ganadora fueron comprados en la Plaza de Arriondas. Casi catorce horas de cocción en el horno la noche antes del concurso pusieron la guinda a la elaboración, premiada con doscientos euros por el jurado riosellano el pasado domingo. "Hacer las cosas con ilusión y ganas también repercute en el resultado final", alega el vencedor.

Pascual es natural de San Martín del Rey Aurelio, concejo en el que a priori no hay mucha tradición de cocinar boronas. Fue con su traslado a Bode hace casi dos décadas cuanto aprendió de la mano de sus vecinas los secretos de tan cotizado manjar. "Aunque profesionalmente me dedico al sector del turismo rural, siempre fui un cocinillas y me gustó experimentar entre fogones", confiesa a sus 55 años de edad.

Se da la casualidad de que su casero, Felipe Llerandi, también de Bode, ganó la primera edición del concurso riosellano y este domingo quedó tercero en el podio. Pascual asegura que entre ambos "no hay piquilla". "Tenemos una buena relación, él me enseñó muchos de los trucos que sé", apostilla.

Respecto al concurso, Pascual asegura que no se esperaba "para nada" volver a ganar, "porque el nivel estaba alto". Tras conocer el veredicto del jurado fueron no pocos los amigos y conocidos que se pusieron en contacto con él para felicitarlo y de paso encargarle una borona. "Mi mayor fan es mi nieta Oliva, que con dos años ya tiene buen diente", dice.

Compartir el artículo

stats