Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Protestas en el Instituto de Arriondas al retirar el comedor a los que vivan cerca

Las familias advierten de que dejar sin el servicio el próximo curso a los alumnos que no necesitan el transporte escolar "dificulta la conciliación"

La dirección del Instituto de Enseñanza Obligatoria (IESO) "El Sueve" de Arriondas ha comunicado por carta estos días a los usuarios del comedor del centro la decisión de la Consejería de Educación de negar este servicio a quienes no hagan uso del transporte escolar. La medida, que entrará en vigor el próximo curso, ha sentado como un jarro de agua fría a la comunidad educativa parraguesa.

El director del Instituto de Arriondas, Jorge Martínez, señaló ayer que la medida se basa en que el servicio, que no se estaría prestando en otros institutos de la región, no tiene soporte legal. "Yo mismo me veo afectado porque tengo una hija estudiando en 6.º de Primaria que el año que viene habría hecho uso del servicio de comedor", explicó Martínez. "La solución parece complicada pero", dijo.

El director asegura que el recorte no afecta a los estudiantes de los pueblos, que como hasta ahora podrán hacer uso del comedor de forma gratuita. Tampoco a los alumnos que aún no teniendo derecho a transporte ya hacen en la actualidad uso del servicio, previo pago de unas cuotas. Este grupo podrá comer en el comedor hasta que finalice sus estudios secundarios. No ocurre lo mismo con las nuevas incorporaciones de estudiantes. Quienes lleguen al centro a partir del próximo año y no provengan de la zona rural tendrán totalmente vedado el acceso al comedor. Se estima que unas 15 familias con alumnos en 6º de Primaria que no son de transporte tenían previsto solicitar el servicio de pago de comedor el próximo curso.

El presidente de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del IESO "El Sueve", Gumer García, cargó ayer contra la decisión de la Consejería porque a su juicio "dificulta enormemente la conciliación familiar". El colectivo de padres ha solicitado una reunión urgente a dos bandas con la dirección del instituto parragués y con el Ayuntamiento de Parres para buscar una alternativa que satisfaga a los progenitores. "Es una mala noticia, creemos que supone prohibir por prohibir y nos gustaría que lo reconsiderasen", dijo. "¿Para qué quieren tener el comedor vacío? ¿Qué ganan dando de comer a cincuenta en vez de a setenta aparte de tener el comedor vacío?" se pregunta García, quien apunta además a que los que utilizan el servicio y no tienen derecho a transporte lo hacen siempre pagando.

"No veo mal que reajusten la cuota actual pero prohibirles el comedor ahora no me parece justo y más teniendo en cuenta que no hay alternativas para los padres que trabajan en un concejo con una población tan dispersa como el de Parres", concluyó.

Compartir el artículo

stats