14 de junio de 2018
14.06.2018

San Antoniu, el médico de Cangas de Onís

"Es milagreru", dicen los donantes de los ramos de la procesión, que defienden que el patrono los ayudó durante su convalecencia

14.06.2018 | 01:48
Salida de la iglesia del ramu de la familia Huerta.

Cientos de personas abarrotaron ayer las calles de Cangas de Onís con motivo del día grande de las fiestas de San Antoniu, declaradas de interés turístico regional. La celebración, organizada por la Sociedad de Festejos de Cangas de Onís (SFC), comenzó a las diez de la mañana en la capilla de El Robledal, donde tras una misa solemne los mozos bajaron al santu hacia la iglesia parroquial al son de la banda de gaitas local.

Un total de cuatro ramos -al que se sumó uno infantil- tomaron parte en la procesión de vuelta a la capilla: el de los hijos de Nieves Aller, el de la familia Huerta, el del barrio del Fondón y el de la calle San Pelayo, por ese orden. El objetivo de la ofrenda de panes no fue otro que el de agradecerle al patrono su protección, según explicaron los hermanos Carla, Verónica, Nicanor y Lola Gutiérrez, hijos de Aller. "Nuestra madre tuvo un cáncer y le prometimos al Santu que haríamos la ofrenda cuando se recuperara. Así que aquí estamos, cumpliendo nuestra palabra y totalmente emocionados", señalaron.

La misma emoción la compartía la exdiputada regional forista Marina Huerta, quien junto con familiares y amigos llevó a hombros un ramu a favor de su hermana mayor, Mónica, también restablecida de un cáncer. "San Antoniu es muy milagreru. No podemos expresar con palabras la gratitud que sentimos de poder seguir estar todos de nuevo reunidos en El Robledal", dijo.

Al frente del ramu del barrio del Fondón se encontraba Eli Rodríguez, cuyo marido también sufrió recientemente una enfermedad, para la que pidió apoyo al Santu. La idea de Rodríguez era la de comprar con el dinero de los panes, donados por su suegra, un armazón nuevo para la imagen de San Antoniu. El último ramu, el de la calle San Pelayo, llamó la atención por sus dimensiones, con más de dos metros de altura. Celso el de la Sifonería, los "Fifos" o el escritor e hijo predilecto del concejo Luis Alberto Salcines fueron algunos de los encargados de portarlo, haciendo la parada de rigor frente a la Confitería Peñasanta como homenaje a la vecina fallecida "Chari", gran amante de las fiestas canguesas.

De que el relevo generacional está asegurado dieron cuenta jóvenes como Juanín Higuera, quien con 13 años subió por primera vez al Robledal el ramu de la calle San Pelayo. "La parte final de Carreterona costó trabajo subirla pero repetiré", contó. Veteranos como Celso el de la Sifonería, que lleva tres décadas portando los panes, explicó que "no hay mejor ITV para saber si estás sano. Si llegas arriba no muy afogau es que estás bien".

Junto con la imagen del Santu y la reina y dama de las fiesta cerraron el multitudinario desfile las autoridades locales, vistiendo el traje regional, con el alcalde José Manuel González a la cabeza. La fluencia de aldeanas era tal que cuando las primeras caminaban ya a la altura del Ayuntamiento las últimas aún no habían salido de la iglesia. Todas tocaban la pandereta al son que marcaba el tambor de Fifi la peluquera. Entre ellas viajaba en carricoche Moisés Moro, con 13 días de vida, el mozu de menor edad en vestir el traje de porruano. Su madre, Natalia Moro, secretaria de la SFC, puso en valor la implicación de los más jóvenes.

Por primera vez estuvieron los hermanos argentinos Maximino, Juan Pablo, Ramiro y Hernán Ruiz, con raíces en el concejo. "Nuestros padres, que ya fallecieron, eran asturianos pero nunca habíamos estado en Cangas. Mereció la pena totalmente venir" aseguraron. Tampoco las mejicanas Ana Alonso y M.ª José Ruisánchez, de 16 y 21 años, quisieron perderse el festejo. "Venimos todos los veranos porque tenemos familia. Cuando mandamos fotos para allá les llama mucho la atención los trajes", dijeron.

En la puya canguesa lo más cotizado fue un queso de gamonéu del puerto por el que el vecino Antonio Longo "El Chapi" pagó 150 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine