Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nicole Pastusch, la americana que retrata el alma turística de Llanes

La profesora de Nebraska recoge en un libro las opiniones de los vecinos sobre el turismo: "En mi pueblo no lo hay de ninguna clase"

Nicole Pastusch, con su libro, en Llanes. E.G.CEA

El alma de Llanes y de sus habitantes retratado por una joven estudiante norteamericana de Omaha, Nebraska. Y todo ello, casi, de casualidad. Nicole Pastusch se despedía hace unos días de Llanes con nostalgia y "un poco de pena". Desde el pasado mes de septiembre y gracias al programa Fulbright ha ejercido como profesora de conversación de inglés tanto en el Instituto de Llanes como en el Colegio Peña Tú. Llegó como estadounidense de pura cepa y se marcha como una llanisca más. Entre clase y clase decidió emprender una aventura en forma de proyecto comunitario bajo el nombre "Tras la puerta turística". Su objetivo, averiguar el impacto de esta actividad en los ciudadanos de Llanes.

"Quería conocer a la gente de Llanes que vive aquí durante todo el año. La idea era interesarme por el turismo, pero no desde el punto de vista de la gente que viene de fuera, sino de la gente de aquí. Yo soy de un pueblo muy pequeño de Nebraska donde no hay turismo de ninguna clase y me interesaba mucho saber cómo este fenómeno impacta en la gente de Llanes", dice.

Una treintena de llaniscos de todas las edades han expresado sus sentimientos ante Nicole Pastusch. El resultado final ha sido más que sobresaliente. "A todos los entrevistados les gustó mucho lo que escribí sobre ellos".

El germen de la idea nació de los largos paseos que daba en compañía de la profesora de inglés Eva Suárez. "Entablé amistad con ella nada más llegar aquí. Al principio íbamos caminando por la calle y ella conocía a todo el mundo. En ese momento decidí que yo también quería acercarme a toda esa gente y saber lo que pensaban sobre el lugar en el que viven", dice. "Conocer a mucha gente y mejorar mi español fue lo que más me ha gustado de todo esto, además de empaparme de la cultura local", asegura. Hace unos días completó su particular bautizo llanisco vistiéndose con el traje de aldeana para hacerse una foto de recuerdo en la playa de Toró.

"El proyecto "Tras la puerta turística" ha quedado plasmado en una docena de libros editados por ella misma que ha dejado en varios puntos de Llanes para que las personas que así lo deseen puedan leerlo. Un ejemplar ha quedado depositado en el Ayuntamiento.

"Ha sido una experiencia inolvidable", dice. Sostiene que cuando sienta nostalgia cerrará los ojos para recuperar las imágenes y los paisajes de Llanes que guardará para siempre en su cabeza. Agradece de corazón el trato recibido "desde el primer día" y promete regresar para volver a disfrutar de un rincón que la ha enamorado para siempre.

Compartir el artículo

stats