12 de julio de 2018
12.07.2018

Cristóbal Samaniego asume "tranquilo" las parroquias de Sevares y Villamayor

El hasta ahora párroco de Ciaño sustituye a Luis Marino, nombrado canónigo de Covadonga

12.07.2018 | 01:56
Cristóbal Samaniego.

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha nombrado a Cristóbal Samaniego Sagasti como párroco de la Unidad Pastoral de Villamayor y Sevares, en el concejo de Piloña.

Samaniego se ordenó como sacerdote en el año 1990 y desde entonces varios han sido sus destinos: Avilés, Gijón y el último en Ciaño, en Langreo, donde llevaba cinco años ejerciendo su labor evangelizadora. "Me voy satisfecho con la labor realizada aunque no me atrevo a hacer ningún balance, eso corresponde hacerlo a los vecinos", apuntó ayer a este periódico.

El nuevo párroco de Villamayor y Sevares conoce bien el oriente asturiano: ya ejerció como tal en Cabrales y Arriondas.

Samaniego afronta el cambio, que podría hacerse efectivo tras el verano, "tranquilo y con normalidad". El sacerdote sustituye en el cargo al praviano Luis Marino Fernández, quien acaba de ser nombrado canónigo de la Real Colegiata de Covadonga. Marino, de 58 años de edad, llevaba más de dos décadas de servicio en Piloña.

No son los únicos cambios previstos por el Arzobispado en la comarca: el hasta ahora cura de Cangas de Onís, José Manuel Fueyo, se encargará de varias parroquias de Villaviciosa. Al frente de Cangas, Amieva, Ponga y Onís se sitúan José Antonio Alonso Artero y Marcos Cuervo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído