Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La escuela de bebés de Piloña contará con 39 plazas, a 162 euros la jornada completa

Las instalaciones se inaugurarán en noviembre en el parvulario, cuyas obras de adaptación saldrán a concurso tras el visto bueno de Educación

Piloña aprobará mañana la ordenanza fiscal que regulará el precio público por la prestación del servicio de la escuela de bebés de Infiesto, que abrirá sus puertas en noviembre en el antiguo parvulario del colegio. La tarifa a jornada completa -de ocho horas y que incluye la comida- será de 161,76 euros al mes, existiendo bonificaciones para familias numerosas y con rentas bajas.

El consistorio piloñés recibió ayer mismo el visto bueno por parte de la Consejería de Educación para sacar a concurso las obras de adaptación del parvulario como escuela de bebés, que incluyen una rampa de acceso independiente al paseo del Sol de Infiesto, entre otras cosas. Los trabajos, financiados con una partida de 124.000 euros del presupuesto municipal, se centrarán durante los meses de agosto, septiembre y octubre en la adaptación de baños, suelos, tres aulas y otra de usos múltiples.

El alcalde piloñés, el socialista Iván Allende, confirmó ayer que las instalaciones contarán con 39 plazas: ocho para menores de un año, trece para usuarios con edades comprendidas entre los 12 y los 24 meses, y dieciocho para usuarios de 2 a 3 años. Para obtener una plaza es requisito indispensable que se tengan cumplidos los tres meses de edad.

El consistorio piloñés acaba de concluir un estudio previo de demanda de la escuela de bebés, al que concurrieron cuarenta y dos demandantes. "Si se tiene en cuenta que algunos optarán sólo por la media jornada (cuatro horas de mañana o de tarde), las 39 plazas ofertadas se ajustan bastante bien a las necesidades", apuntó Allende.

Para que se abra el plazo oficial de matrícula es necesario primero que concluyan las reformas del parvulario y después que el Ayuntamiento de Piloña firme un convenio de colaboración con el Gobierno del Principado para articular la correspondiente subvención.

El equipo de gobierno piloñés ultima los informes jurídicos que permitan la apertura de una bolsa de empleo para contratar al personal encargado de cuidar a los menores.

También se están atando flecos del expediente para la contratación del servicio de catering, según indicó Allende.

La escuela de bebés es un servicio muy demandado por las madres y padres del concejo, sobre todo después de que la única guardería de Infiesto anunciara que este mes cerrará sus puertas de forma definitiva por dificultades económicas, al cambiar el sistema para optar a subvenciones.

En el pleno que se celebra mañana a las ocho en Infiesto también se votará el apoyo institucional a las candidaturas de Areñes y Coya al premio "Pueblo Ejemplar de Asturias" y la agrupación con el Ayuntamiento de Cabranes para compartir interventor.

Compartir el artículo

stats