Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lastres ultima un acuerdo para mantener la antena en San Roque

La cofradía de pescadores pretende extender la concesión al menos quince años, pero cobrando por ello a partir de ahora

La antena situada en el campo de San Roque, en la localidad de Lastres, va a continuar donde está durante, al menos, quince años más. Esa es la intención de la Cofradía de Pescadores de Santa María de Sádaba, propietaria del terreno donde se ubica, ya que, como confirma el secretario de los pescadores llastrinos, Pedro Santos, "se está negociando y la idea es renovar la concesión", que caduca el próximo mes de noviembre, "durante quince o veinte años más".

Una concesión que se dio por 50 años y de forma gratuita en 1968 al Ministerio de Información y Turismo para que hiciera de enlace de la señal televisiva entre las estaciones situadas en Sollube, en el País Vasco, y la de Gamoniteiro, en Quirós. Sin embargo, los problemas llegaron cuando la concesión cambió de manos y entraron empresas privadas que se lucraban con dicha torre. "En su día se prestaba un servicio necesario y eran los años que eran, pero la concesión fue cambiando y el Estado estuvo cobrando y la cofradía mirando", opina Santos.

La cofradía intentó entonces negociar en el año 2000 con Retevisión, la empresa de capital público y privado que explotaba la antena, ya que creía que el uso que se le estaba dando no era lo acordado en el contrato, aunque el juez no dio la razón a los pescadores. Sin embargo, sí que se puso de su parte al negar a la empresa el derecho a hacerse con la propiedad de la finca.

Por eso, en el nuevo contrato que se está negociando, la cofradía de Lastres se quiere asegurar de que no vuelva a ocurrir lo mismo y en esta ocasión esperan sacarle un rendimiento adecuado al terreno. "Desde luego, gratis no va a ser", sentencia el secretario de los pescadores, dejando claro así que la historia no va a repetirse.

Ahora mismo, la cofradía está negociando con la empresa que tiene arrendada la infraestructura, Retevisión I S. A., que en un principio había trasladado una oferta que los pescadores rechazaron. Ahora, todo parece indicar que la contraoferta lanzada por la cofradía ha acercado a las dos partes y que hay un entendimiento, si bien nada puede ser dado por definitivo hasta que la junta general de la cofradía ratifique el acuerdo.

La antena no solo causó polémica en su momento por el contrato, sino que también levantó protestas entre los vecinos, que argumentaron que podía ser peligrosa para la salud y pidieron que se llevaran a cabo estudios encaminados a saber si les podría llegar a afectar. De hecho, en el año 2008 se recogieron unas 500 firmas en contra de la instalación, si bien finalmente la infraestructura continuó, y parece ser que continuará, en la localidad colunguesa.

Por el momento, la concesión actual finaliza sus 50 años de vida en noviembre y, si no surge ningún problema, lo más probable es que la cofradía de pescadores de Lastres firme una nueva concesión para sacar partido al terreno, por el que hasta ahora no ha cobrado nada.

Compartir el artículo

stats