09 de agosto de 2018
09.08.2018

Llanes despide al indiano Ramón Collado al son del "Asturias, Patria Querida"

Al funeral celebrado en la basílica de Llanes acudió la mediática actriz mexicana de telenovelas Yadhira Carrillo, nuera del fallecido

09.08.2018 | 01:39
El momento en el que las cenizas de Ramón Collado entran en la basílica de Llanes portadas por la viuda, Carmen Mocelo.

En una emotiva ceremonia celebrada en la basílica de Santa María del Conceyu de Llanes decenas de familiares y amigos despidieron ayer al indiano llanisco Ramón Collado Amieva, fallecido el pasado 2 de agosto. Collado nació en Cardosu en 1939 y emigró a México con tan solo 18 años. En el país azteca contrajo matrimonio con Carmen Mocelo Ortiz, hija de un afamado empresario gallego, y creó un imperio que triunfó en el mundo del derecho y las finanzas. Ayer su esposa no se despegaba de las cenizas de su marido. Una de las hijas del matrimonio portaba un retrato del fallecido.

Comenzó el funeral con los miembros de la banda de gaitas "L'Alloru", de Balmori, tocando el "Asturias, Patria Querida" en el pórtico de la basílica. Buena parte de la extensa familia que formó en México Ramón Collado Amieva, integrada por ocho hijos y dieciocho nietos, estuvo presente en la ceremonia religiosa. Su nuera, la mediática actriz mexicana Yadhira Carrillo, protagonista de telenovelas como "Amarte es mi pecado" y "Barrera de amor", arropó en todo momento a su esposo, el afamado abogado Juan Ramón Collado, y no dejó de hacer fotos y vídeos de todo cuanto ocurría a su alrededor con su teléfono móvil.

Se tiraron media docena de voladores durante la consagración y cantó durante la misa la Schola Cantorum. El párroco de Llanes, Florentino Hoyos, destacó en la homilía los tres pilares sobre los que Collado desarrolló su vida: la fe cristiana, su familia y el arraigo a la tierra que lo vio nacer. Acabó el funeral con la emocionante interpretación del himno de Covadonga y el sonido, otra vez, del himno de Asturias cuando las cenizas salieron del templo.

Collado fundó en vida los grupos Prenda Oro y Collado Asociados, ambos dedicados al derecho, con los que alcanzó un gran éxito empresarial y en los que ejercen como letrados sus hijos, Julia, Juan Ramón y Antonio. Entre sus clientes están expresidentes del gobierno de México, ministros, altos cargos y todo tipo de personalidades del país centroamericano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook