12 de agosto de 2018
12.08.2018

El alcalde llanisco niega el acoso laboral hacia UGT, "indigno cómplice del PSOE"

Enrique Riestra subraya que la denuncia del presidente de la junta de personal del Ayuntamiento ya fue rechazada por los tribunales

12.08.2018 | 00:58

El alcalde de Llanes, Enrique Riestra, niega las acusaciones de persecución sindical y acoso laboral a los trabajadores del Ayuntamiento vertidas por el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT) de Asturias, Javier Fernández Lanero, quien amenazó con acudir a la vía penal si se mantenía la situación. "Mentir es gratis y cree que la gente es ingenua, como si los llaniscos no supiesen lo que se coció en Llanes con el PSOE y la indigna complicidad de su sindicato", responde el regidor. "El hecho de sacar 16 plazas en una oferta pública de empleo parece que a quienes dicen defender los derechos de los trabajadores les afecta", critica.

Riestra, de Vecinos x Llanes (VxLl), afirma además que la denuncia de acoso sindical por parte del presidente de la junta de personal del Ayuntamiento, Ignacio Vázquez, fue desestimada en todas sus instancias judiciales, incluso con costas.

El alcalde llanisco se pregunta dónde estuvo UGT cuando se despidió a cinco trabajadoras de la mancomunidad o se contrató a dos auxiliares de policía sin tirar de ninguna bolsa, siendo casualmente, apunta, cargos en las juventudes socialistas. "¿Dónde estaban cuando se despidió a un trabajador de la Oficina de Información Juvenil, pagando todos los llaniscos una indemnización de más de 60.000 euros, o cuando 12 trabajadores, según dice la Sindicatura de Cuentas, entraron sin proceso selectivo?", cuestiona.

"Cuando el presidente de la junta habla de personamientos en juicios contra sus propios trabajadores se olvida de que los representantes públicos defendemos los derechos de todos", esgrime. Como ejemplo, el alcalde llanisco cita el caso del camping María Elena de Celorio. "Este señor -Ignacio Vázquez- está imputado y a la espera de juicio, y teniendo en cuenta que la licencia por él concedida a sabiendas de su ilegalidad, según el fiscal, puede costar un millón de euros de indemnización a los ciudadanos, tiene que entender que quien vela por los intereses de los vecinos esté personado", aclara, rotundo.

Riestra incide en que la pública y notoria vinculación con el PSOE de Vázquez "puede que influya en el intento de crear un clima hostil aprovechando su posición sindical", y remata asegurando que UGT exclusivamente defiende los derechos de sus trabajadores afines.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook