13 de agosto de 2018
13.08.2018

Areñes presume de tradiciones por San Roque

La fiesta piloñesa recupera dos cabezudos con forma de diablillos que hacen las delicias de los visitantes, llegados hasta de Alicante

13.08.2018 | 01:39
Un momento de la actuación de la A. F. Picos de Europa en Areñes.

Las fiestas de San Roque llenaron ayer de alegría y buen ambiente la localidad piloñesa de Areñes. Como novedad, los miembros de la asociación "Ríu Fontoria" restauraron para el desfile un par de cabezudos danzarines con forma de diablillos que acapararon todos los flashes. La elección de los personajes no fue casual. Se trataba de hacer un guiño a la leyenda popular que narra cómo estos diablinos jugaban todas las noches en una bolera de oro instalada en una casona del barrio de La Trapiella, molestando a los dueños, que optaron por tapiar la ventana del inmueble.

Entre quienes no dudaron en fotografiarse ayer con estos seres mitológicos se encontraba Paco Tomás, del club MTB Jacarilla de Alicante. "Venía haciendo una ruta en bici con unos amigos desde Nava y tuvimos que parar al ver esta fiesta tan chula y tradicional", apuntó antes de continuar ruta hacia los Lagos.

Los cabezudos no fueron la única novedad del concurrido evento. La asociación vecinal, que por segundo año presenta su candidatura a "Pueblo ejemplar de Asturias", también musicalizó el antiguo himno de San Roque, interpretado en la noche del sábado por la Unión Musical del Principado durante la procesión de las antorchas. Además, se rindió homenaje a Constante González Espina, antiguo cartero de la zona, por ser el socio de más edad. También se entregó el título honorífico de "parroquianos del año" a la familia Pérez Quirós por su colaboración con los festejos, recuperados en 2013.

Un año más, la Agrupación Folclórica Picos de Europa se encargó de amenizar con sus bailes la fiesta de Areñes antes y después de la procesión. La comitiva la abría Laura Ajenjo, de 10 años, encargada de portar una cruz. Le seguían de cerca el gaitero y el tamboritero, así como un grupo de mujeres cargando con el ramu de panes. Cerraba el desfile la imagen de San Roque precedida de numerosos feligreses. Tras la misa y una comida campestre, el colofón final a la jornada festiva lo puso una actuación del grupo de teatro costumbrista de Sevares "Ensin Reparu".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook