Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cazadores de La Parraguesa, a favor de que el lobo sea especie cinegética

Gaby García, presidente del colectivo de Cangas de Onís y Parres, cree necesario que el Principado se haga cargo de los daños

"Seríamos partidarios de que el lobo fuese especie cinegética en Asturias siempre y cuando se haga cargo de los daños la Consejería. Un coto cinegético, tal como están ahora las cosas, no puede afrontar los daños ocasionados por el lobo. Que pongan un precio como hacen en León y el que lo quiera matar que lo pague, pero sin involucrar a los cotos de caza", señala Gaby García, reelegido presidente de la Sociedad La Parraguesa de Caza, la cual gestiona terrenos cinegéticos en Cangas de Onís y de Parres.

La junta directiva lleva tiempo intentando acercar posturas con los gestores del Parque Nacional de los Picos de Europa para que se les permita a los cazadores participar, junto a la guardería, en las batidas al jabalí que suelen hacerse dentro del espacio como compensación de daños. "Recibimos una propuesta, pero querían que las armas estuvieran dentro de nuestro coto y se batiera del Parque Nacional hacia nuestro coto en zonas donde no hay prácticamente daños. La rechazamos, ya que considerábamos que era tirar piedras contra nuestro tejado. Nosotros, en la mayor parte, nos nutrimos de los jabalíes del parque y si los matamos allí, como pretendían, no tiene sentido", puntualizó García.

Por otra parte, sobre el acierto o no de dilatar la temporada cinegética al jabalí hasta el último fin de semana de febrero en el coto de La Parraguesa, Gaby García mantiene su propia tesis: "No lo considero un error cazar hasta finales de febrero en nuestro coto ya que la mayor parte de los ingresos dependen de las ventas de las cacerías de febrero. De acuerdo que se matan jabalinas preñadas, pero ahora mismo las jabalinas ya paren en cualquier época del año e incluso dos veces. Además, en nuestro coto cada año se matan más o los mismos ejemplares.

En la anterior campaña se abatieron 421 ejemplares, mejorando los 389 cazados un curso anterior. "Mantenemos el cupo de tres jabalíes por cacería. Y decidimos mantenerlos para así tenerlos controlados por los daños que causan a la agricultura. Además, en las zonas de Parres también se le puede tirar al venado y al gamo; el corzo, por su parte, lo tenemos vedado por culpa de la enfermada", aseveró el responsable de La Parraguesa de Caza. La nueva temporada cinegética al jabalí arrancó en el Principado de Asturias el pasado 1 de septiembre.

La directiva de La Parraguesa se completa con Olegario Fernández de la Parte, vicepresidente; Aitor Collía Fernández, secretario; Fernando Pérez Villar, tesorero; y Manuel Escobio Granda, Jorge Palomo Sieres, Daniel del Valle Caldevilla, José Vega Tomás, Servando Escandón Rodríguez, David Alvaré Álvarez y Luis Miguel Marqués Martínez.

Compartir el artículo

stats