Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local de Parres, harta de la falta de recursos: su único coche, ahora averiado

Los agentes, que temen tener que hacer a pie las guardias, urgen la compra de un nuevo vehículo y el refuerzo de su mermada plantilla

El coche averiado de la Policía Local de Parres. CRISTINA CORTE

La Policía Local de Parres se enfrenta a una grave falta de recursos materiales y humanos para desarrollar su labor con eficacia. El último episodio lo vivieron esta semana cuando el único vehículo motorizado del que disponen - un Citroën Xara Picasso del año 2003- dejó de arrancar. Los agentes temen tener que hacer las patrullas a pie en los próximos días si la avería se soluciona.

Por el momento, cuentan con un coche cedido de forma temporal por la Dirección General de Tráfico (DGT) pero apuntan a que la renovación de la flota esencial para darle a los vecinos el servicio que merecen. La reivindicación de mejorar el parque de vehículos no es nueva y se suma a otras solicitadas por los agentes desde hace varios años como la apertura de una nueva oficina. A su juicio el local del que ahora disponen en Arriondas, en la planta baja del consistorio, se queda pequeño y no cumple con los parámetros en materia de prevención de riesgos laborales. De hecho, existe un informe firmado en 2006 por el Jefe de Seguridad y Salud Laboral en el que se dan cuenta de deficiencias en lugares como el cuarto de vestuarios, retrete y local de aseo.

La plantilla de la Policía Local de Parres tampoco pasa por su mejor momento. La merma en el número de agentes dificulta desde hace más de un año cubrir el servicio por las tardes. El resultado: a partir de las tres de la tarde a los vecinos les resulta tarea complicada localizar a un policía si se encuentran en apuros.

En total, en la actualidad hay cuatro agentes para dar servicio a todo el concejo, a los que se suma un jefe superior que no cubre turnos. Faltarían tres puestos por cubrir: uno como consecuencia de una larga baja que no se ha repuesto en meses y dos vacantes más por jubilación que tampoco se han cubierto en los últimos años.

Compartir el artículo

stats