Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fomento niega deficiencias estructurales en el puente de la variante de Arriondas

"Se procederá a sanear la imposta desprendida de manera inmediata", puntualiza la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias

Algunos de los cascotes que se desprendieron del puente de la variante de Arriondas. C. C.

Fomento niega la existencia de deficiencias estructurales en el puente de la variante de Arriondas, sobre el río Sella, y atribuye el desprendimiento de cascotes sobre el paseo de la Concordia a un deterioro local en una de las impostas del puente. Según indicaron ayer fuentes del Ministerio consultadas por este periódico, la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias "procederá a sanear la imposta desprendida de manera inmediata".

La alarma saltó la pasada semana cuando, tal como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, se desprendieron trozos del puente de considerables dimensiones que fueron a parar sobre el paseo que une el parque de la Concordia con la zona de El Lladuengu, en Arriondas. Afortunadamente, no se registraron daños personales.

Después de tener conocimiento del suceso, el alcalde de Parres, el socialista Emilio Manuel García Longo, ordenó por seguridad precintar la zona con vallas. La prohibición de acceso para los peatones sólo afecta a los últimos treinta metros del paseo, los más cercanos a El Lladuengu. El regidor parragués dio aviso, además, a Fomento -titular del puente de la variante sobre el que discurre la carretera N-634- para que tomara las medidas oportunas. Longo indicó que se trataba de desprendimientos aislados de poca envergadura, y que el problema no revestía gravedad. Una versión que ahora respalda Fomento.

El puente de la variante de Arriondas ya fue sometido el pasado mes de septiembre a obras de mejora por parte de los responsables de Demarcación de Carreteras. Los trabajos obligaron a cortar uno de los dos carriles de la vía y a regular el tráfico con ayuda de semáforos durante varios días. Las mejoras se centraron entonces en las juntas del puente.

El paseo de la Concordia, cuyo tramo final discurre bajo el puente de la variante de Arriondas, es uno de los más concurridos de la zona, especialmente en verano, cuando pescadores y bañistas acuden a refrescarse al pozo de El Lladuengu. La inexistencia de pendientes pronunciadas hace que sea una de las rutas preferidas para los peatones de mayor edad. Dos vallas metálicas amarillas impiden ahora de forma provisional el acceso a los últimos metros del camino. Sobre las dos cuelga un cartel advirtiendo del peligro de desprendimientos.

El de la variante no es el único puente de Arriondas que sufre deterioros. Los vecinos llevan tiempo alertando del mal estado del puente Emilio Llamedo Olivera, punto de salida del Descenso Internacional del Sella. El Ministerio de Fomento acaba de confirmar la cesión del mismo al Principado, como primer paso para que la Administración regional efectúe las mejorar pertinentes. El cambio de titularidad no conlleva transferencia de capital alguno ni genera obligaciones económicas por parte del Estado. El tramo a ceder tiene una longitud de 97 metros.

El proyecto de rehabilitación del puente Emilio Llamedo de Arriondas incluye la ampliación del tablero para hacer unos balcones sobre el río Sella, así como la adecuación de nuevas aceras más anchas.

El documento -redactado por la oficina técnica del Ayuntamiento de Parres- no contempla la construcción de nuevos pilares.

Compartir el artículo

stats