10 de noviembre de 2018
10.11.2018

En el recreo, un pincho... de fruta

Medio centenar de alumnos de ESO participan en una exitosa iniciativa - del Instituto de Llanes para fomentar los hábitos de comida saludables

10.11.2018 | 00:46

El instituto de Llanes se ha propuesto que sus alumnos disfruten de unos hábitos de comida saludables. Para ello, en la jornada de ayer el centro educativo llanisco, a través del departamento de Hostelería, puso en marcha el programa "Los viernes de pinchos con fruta", que busca que los estudiantes repongan fuerzas a mitad de la jornada con la fruta como protagonista, en lugar de, por ejemplo, bollería industrial. Medio centenar de chavales pertenecientes a varios cursos de la ESO participaron en esta iniciativa durante el recreo de las once. Y la experiencia fue un éxito.

El profesor Juan García, integrante del departamento de Hostelería del centro, aseguró que educar a los estudiantes en el consumo saludable de fruta es una tarea muy importante. "Muchos de ellos vienen aquí incluso sin desayunar, y otros no comen ninguna pieza de fruta en todo el día. Queremos hacer algo diferente y un poco más elaborado para que sientan curiosidad por la fruta", aseguró. En las tutorías de los últimos días se ha tratado también el tema de la comida saludable.

El menú de ayer estaba compuesto por una tartaleta de pasta quebrada con compota de manzana, crema pastelera,naranja, manzana, kiwi y nuez, y una brocheta de fruta a base de plátano, mango, naranja, fresas, uva y kiwi.

"Esto es importante también para que ellos, en sus casas, reclamen este tipo de cosas. Lo ideal a su edad sería que comiesen una pieza de fruta en cada comida. Luego, dependiendo de las actividades que hagan cada uno, más o menos", indicó García. El director del centro educativo llanisco, Álvaro González, recordó que la iniciativa se incluye en la programación general anual del IES de Llanes. "Sirve, por un lado, para que disfruten con pinchos de fruta y vean que comer de esta manera es saludable y, por otro, para formar a los alumnos de la escuela de Hostelería".

Los pinchos volaron de las mesas. Para Marco Ruisánchez, "es una idea genial. Es una forma diferente de comer fruta", señaló.

La iniciativa continuará el próximo viernes con pinchos de torrijas con compota de manzana y nuez caramelizada, y frisuelos rellenos de crema de mango.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook