19 de diciembre de 2018
19.12.2018

Quitar la protección a las casas del muelle riosellano no es posible, advierte Cultura

"Estamos complicando a la gente", critica la Alcaldesa, que trata sin éxito de modificar el trazado del Camino de Santiago en el casco de la villa

19.12.2018 | 01:24

Ribadesella no encuentra una solución para que los edificios modernos del muelle dejen de estar protegidos, al estar incluidos por error en el trazado del Camino de Santiago. La alcaldesa de Ribadesella, Charo Fernández Román, y la concejala de Cultura, María José Bode, acudieron ayer a una reunión con representantes de la Consejería de Educación y Cultura, entre los que estaba el consejero, Genaro Alonso, donde se les comunicó que no puede modificarse el dibujo del Camino en los documentos oficiales, que lo sitúan fuera de su recorrido real, porque la Unesco no lo permite.

Una situación con la que la regidora no ha quedado conforme, ya que esto acarrea serias dificultades a los riosellanos habitantes de la zona, que a la hora de hacer obras o modificaciones en sus edificios modernos se encuentran con que necesitan permisos de Patrimonio que, en algunos casos, no llegan. "Todo el casco urbano está protegido, no puede ser que estemos complicando a la gente de esta manera", lamenta Fernández Román.

Además, la alcaldesa considera que es la Consejería la que debe hacerse cargo del asunto, ya que ya en el año 2016 reconoció que había un error en el dibujo del Camino. Un error que ahora, según cuenta la regidora riosellana, desde la Consejería de Cultura ya no reconocen, pues se amparan en un informe elaborado en la Universidad de Oviedo que efectivamente sitúa el discurrir del Camino de Santiago por donde lo marcan los documentos oficiales, algo con lo que no está de acuerdo la representante municipal. "La zona por la que dice el informe que va el Camino antes no existía, era agua; es un relleno que se hizo en la segunda mitad del siglo XIX", argumenta Fernández Román.

A pesar de la negativa de la Consejería, la alcaldesa y la concejala salieron de la reunión con el compromiso de que el jefe de servicio responsable del asunto se desplace a Ribadesella para reunirse con las asociaciones de amigos del Camino y ver el problema en el lugar. Además, para agilizar los trámites de las licencias de obras, la alcaldesa cuenta que "se está preparando una reglamentación para que no todas las licencias tengan que pasar por Cultura", algo que considera una solución "a corto plazo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído