29 de diciembre de 2018
29.12.2018

El emisario real atiende a los niños en Ribadesella

El Príncipe Aliatar escucha las peticiones de los pequeños, desde las más tradicionales, como las muñecas, a las más tecnológicas

28.12.2018 | 23:57
Una niña le cuenta sus deseos de Navidad al Príncipe Aliatar, ayer, en Ribadesella.

El 5 de enero se acerca y los Reyes Magos ya lo tienen todo listo para partir de Oriente y llegar a la comarca para cumplir los sueños de todos los niños que este año se han portado bien. Para facilitarles su labor, su emisario, el Príncipe Aliatar, visitaba ayer Ribadesella para recoger las cartas de los niños y hacérselas llegar a sus Majestades, para asegurarse de que cada uno tenga el regalo que ha pedido.

Unos regalos que van desde los más tradicionales hasta los más modernos y que quizá a los adultos se les escapen, pero no a los Reyes Magos. Entre aquellos que optan por los artículos de toda la vida se encuentra, por ejemplo, Sofía Vega, quien este año se lo ha puesto fácil. "Pido varias cosas, pero lo que más quiero es una muñeca y una mochila", afirma la joven, quien, además, destaca que no ha pedido nada electrónico, algo quizá no muy común en estos tiempos.

Pero, por supuesto, también los hay más innovadores, como, por ejemplo, Elena Cueto. "Yo pido un puzzle en 3D y una fábrica de 'slime'", cuenta Cueto, que se refiere a la máquina para elaborar de forma casera una masa gelatinosa y elástica con la que hacer diferentes formas.

Desde luego, hay regalos para todos los gustos, y seguro que los Reyes Magos los conocen todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook