12 de febrero de 2019
12.02.2019

El puente de acceso al campo de fútbol de La Cueva "cae cualquier día", advierten en Piloña

Los vecinos reclaman la renovación de la infraestructura que conecta con Areñes por Ques, con desperfectos en la barandilla de seguridad

12.02.2019 | 00:52
El puente de acceso al campo de fútbol de La Cueva, ayer.

Los vecinos de Piloña alertan: el puente que conecta Infiesto con el campo de fútbol de La Cueva "va a caer cualquier día". La infraestructura, que también da acceso a los núcleos rurales de Ques, Bierces, Beroñes, Santana de Maza y Les Cuerries -y en ruta circular vuelve a conectar con Infiesto pasando por Areñes, Belonciu y Ferreros- fue una de las más dañadas por el temporal registrado a finales de enero.

En concreto, la crecida del río que baja de La Marea provocó el desprendimiento de parte de una barandilla lateral de seguridad, que se encuentra parcialmente suspendida en el aire. Como no se tomaron medidas para reparar los desperfectos, el socavón y las grietas provocadas por el derrumbe han seguido creciendo hasta afectar parcialmente a uno de los carriles de la carretera (PI-1). Por eso los lugareños piden la renovación y el ensanche del puente.

Los usuarios hacen hincapié en el peligro que el agujero tiene para los peatones, más si se tiene en cuenta que la vía no cuenta con aceras. "Pusieron un par de cintas de plástico para precintar, pero si vas despistado, es de noche o te tienes que apartar para dejar pasar a algún coche es fácil meter la pierna y caer abajo, porque no hay absolutamente nada que te sujete", denuncian. El puente registra gran afluencia de tráfico y de peatones los fines de semana, cuando decenas de aficionados acuden al campo de fútbol a ver jugar a la Deportiva Piloñesa o simplemente aparcan en las inmediaciones para ir a jugar algún maratón de tute a un establecimiento cercano.

La preocupación es doble para los vecinos de Ques y los alrededores, que temen quedar incomunicados si el puente se viene abajo. El motivo: la ruta circular por la que podían volver a conectar con Infiesto a través de Areñes está cortada desde hace semanas a causa de un hundimiento registrado a escasos siete kilómetros de cruzar el puente. Desde la consejería de Infraestructuras se contrataron unas obras por el procedimiento de urgencia en este punto para construir una escollera. Los trabajos ya se han iniciado, pero la previsión es la de que tarden en concluir por la complejidad del terreno.

Por su parte, el Ayuntamiento de Piloña lanza un mensaje de tranquilidad. "Una vez los vecinos nos informaron del problema nos pusimos en contacto con los técnicos del Principado, que ya revisaron el puente y aseguran que en principio la infraestructura en sí no se encuentra afectada", explicó el alcalde, el socialista Iván Allende. Pese a todo, el regidor confía en que se la administración regional tome pronto medidas para reponer en el mínimo plazo de tiempo posible el murete de contención que se derrumbó.

Los residentes reclaman que se sigan realizando limpiezas periódicas en el río para retirar los troncos caídos que constriñen la circulación del cauce, con el fin de evitar inundaciones en la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook