26 de marzo de 2019
26.03.2019

El gochu asturcelta se blinda contra el fraude con el sello "100% raza autóctona"

"Mucha de la carne que se vende no es auténtica", lamentan los criadores, que piden más controles al Ministerio de Agricultura

26.03.2019 | 01:11
Asistentes ayer en Cofiñu (Parres) al marcaje de los primeros gochos asturceltas que se comercializarán bajo el sello "100% raza autóctona".

El gochu asturcelta cada vez tiene más demanda y aceptación en las cocinas. Sin embargo, no toda la carne que llega al consumidor final bajo esta denominación lo es. Para evitar el fraude -que los criadores cifran en más del cincuenta por ciento- y dar valor al porcino autóctono asturiano, la Asociación de Criadores del Gochu Asturcelta (ACGA) presentó ayer el logotipo "100% raza autóctona", un sello de calidad que está regulado por el Ministrio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Durante el acto, que se desarrolló en el complejo turístico "Puebloastur" de Cofiñu (Parres), se marcaron los primeros ejemplares con el nuevo crotal de la marca y ACGA firmó un contrato por el cual se reconoce al macelo de Asturias -con sede en Mieres- como distribuidor oficial.

En total, son más de una veintena los ganaderos que se comprimetieron en esta primera tanda a proporcionar carne de porcino autóctono asturiano al macelo. Según indicó el presidente de ACGA, Moisés Noval, el nuevo sello permitirá mejorar la promoción, comercialización y rentabilidad del gochu asturcelta. "Supone un paso grandísimo porque, a partir de ahora, será el Ministerio de Agricultura, que tiene más medios, el que se encargue de luchar contra el fraude. No son pocos los sitios en que te venden otro cerdo que puede ser de buena calidad, ibérico, pero que no es asturcelta", dijo, "Junto con el porco celta somos la única raza de porcino dentro de la marca del Ministerio", presumió.

Según sus cálculos, anualmente se comercializan entre 300 y 400 canales de gochu asturcelta y 400 lechones, una cantidad que espera se multiplique por diez en los próximos tres años. "La intención es que se vayan incorporando nuevos criadores y que lleguemos a las 3.000 o 4.000 canales anuales", calculó Noval.

El presidente de ACGA refirió que, cuando se puso en marcha la asociación, allá por 2002, apenas había seis ejemplares de gochu asturcelta, mientras que en la actualidad habría vivos unos 800, de los cuales la mitad serían reproductores. "Desde entonces marcamos más de 7.000 y los problemas iniciales de consanguinidad ya van siendo subsanados gracias al apoyo del Serida, pero no podemos bajar la guardia porque sigue siendo una raza en peligro de extinción", indicó.

Además del presidente ACGA, intervinieron en el acto el gerente del macelo de Asturias, Manuel del Busto, el cocinero Ramón Celorio y el vicepresidente de ACGA, José Manuel Iglesias. Este último agradeció el apoyo de chefs de renombre como el propio Celorio y Nacho Manzano -también presente-, que "desde el principio apostaron por la raza y por los sabores antiguos en la alta cocina", destacó.

Por su parte, Del Busto, cuyo negocio se encargará de la comercialización y distribución de más del cincuenta por ciento del producto cárnico porcino que lleve el logotipo "raza autóctona", mostró su confianza en el proyecto. "Sabemos que los inicios son duros, pero teniendo como aliados a los ganaderos asturianos seguro que resulta un éxito", dijo.

A la presentación asistieron, entre otros, el director de Ganadería, Ibo Álvarez, y representantes del Serida y de asociaciones que trabajan en la defensa de razas autóctonas, como Aseamo, Acoxa, Acriber y Acpra. También arroparon a los criadores del gochu asturcelta políticos asturianos de los diferentes partidos.

Entre los criadores locales figuraba Nacho Ramos, dueño de una piara en Cuadroveña que en los últimos meses ha sido visitada hasta por la televisión surcoreana. "Para nosotros este sello supone un impulso. Respalda una producción que sigue unos parámetros de control muy estrictos, marcados desde Bruselas. Un ejemplo: no puedes tener más de cinco animales adultos por hectárea", dijo. En cuanto a la rentabilidad, confirmó que la cría de gochu asturcelta "supone un buen complemento más para vivir en el campo. Un gochu de cebo deja al año unos 150 euros limpios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook