17 de junio de 2019
17.06.2019

"Que se trabaje a tres turnos", reclaman los afectados por el corte de carretera en Amieva

Vecinos, camioneros, taxistas y hosteleros, entre otros, advierten de las "fatales consecuencias" - si se produjese alguna emergencia en la zona

17.06.2019 | 01:30
Kiko Álvarez, en primer término, con su pancarta reivindicativa, coronada por unos calzoncillos.

Alrededor de un centenar de vecinos de la comarca del suroriente de Asturias, así como algunos sajambriegos (de Oseja y Soto, sobremanera), atendieron la convocatoria de la Asociación Empresarial de Hostelería y Turismo de Ponga para realizar una concentración en la travesía de Prestín, en Parres (casi a la entrada de Cangas de Onís), para exigir celeridad en los trabajos que se llevan ejecutando en la N-625 a su paso por Camporriondi, en el término municipal de Amieva, afectadas por el corte total de 24 horas al día, desde mediados de mayo, de la vía entre los puntos kilométricos 140,300 y 140,400.

Los convocantes planteaban manifestarse en la recta de Prestín, pero les fue denegada la autorización. Eso sí, lograron permiso para concentrarse en la travesía de ese barrio de Parres. Pero la realidad es que nunca entorpecieron el tráfico, dado que el trazado quedó cortado, por un lado, por agentes de la Guardia Civil en la rotonda de Prestín, que desviaron la circulación hacia la variante canguesa, en tanto, en el otro, la Policía Local reguló el tráfico en la plazoleta del Puente Romano y desvío los coches hacia Ozanes por San Juan de Parres.

Fue la segunda manifestación llevada a cabo por vecinos de los concejos afectados en estos meses. Denuncian que las tareas en ese punto de Camporriondi van con lentitud, en un único turno, con tan sólo cuatro operarios: un conductor de camión, otro de dumper y dos encofradores, aparte de los encargados. "Si se pone una persona enferma o hay un incendio, por ejemplo, en Vega Cien, la vuelta es considerable. Los bomberos, por el tamaño de los vehículos, tendrían que ir por Beleño, empleando más de hora y media en llegar. Lo mismo sucedería si hay que evacuar a un enfermo. Si es algo grave, las consecuencias serían fatales", dijeron.

Ganaderos, taxistas, hosteleros, camioneros y vecinos en general exigen que se pongan todos los medios posibles a principios de julio para que se trabaje a tres turnos todos los días " y que después se facilite el tráfico durante el día y se avancen las obras durante la noche. Y con más trabajadores", sentenciaron tras la lectura de un manifiesto. A la cita acudieron representantes municipales, así como el diputado popular José Manuel Felgueres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook