02 de julio de 2019
02.07.2019

El nuevo local del CODIS, un museo

Dos embarcaciones de los años 20 y 30, las piezas más destacadas de la sede que la organización del Sella inauguró ayer en Arriondas

02.07.2019 | 01:22
Claudia Sarasola, con las dos piraguas antiguas, ayer en el nuevo local del CODIS en Arriondas.

Una exposición de recuerdos de la prestigiosa prueba oriental de río es uno de los mayores alicientes que tienen los selleros en la nueva sede del Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS), que abrió ayer en el número 8 de la calle Argüelles de Arriondas y que atenderá al público ininterrumpidamente en horario de 11.00 a 19.00 horas.

Los aficionados podrán disfrutar en el local de una exposición que incluye fotos históricas, infinidad de trofeos, placas conmemorativas, carteles de pasadas ediciones y jarrones de hermanamientos con otros ríos. Además, en el local también pueden adquirirse los productos oficiales del descenso: camisetas, gorras, pins, etc.

Auténticas joyas

Pero las auténticas joyas de esta colección son dos de las embarcaciones más antiguas que tomaron parte en el Descenso, construidas por el carpintero riosellano Carlos Piélagos Berbes y que fueron restauradas, recientemente, por el CODIS. Una es de tipo canadiense, de finales de los años 20 del siglo pasado. La otra data de los años 30, fabricada en madera y lona, y fue encargada en su día por Miguel Ángel Llano de la Vega, uno de los pioneros del Sella, que paleó en ella en los años 1932 y 1933. Sin duda, ambas piraguas llaman la atención de cuantos las observan con detenimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído