09 de julio de 2019
09.07.2019

Quejas en Amieva y en Ponga por los "malos modos" del párroco

Los vecinos de Sebarga denuncian la falta de objetos de culto y en Sames afirman que el cura llamó "zorra" a alguna feligresa

09.07.2019 | 01:05
Pancarta reivindicativa en la iglesia de Sebarga (Amieva).

Los vecinos de Amieva y Ponga están en pie de guerra con el cura, José Antonio Alonso Artero, al que acusan de tratar con malos modos a los feligreses. El último capítulo de sus desavenencias se vivió este fin de semana en núcleos amievense como el de Sebarga, donde los lugareños colgaron de la iglesia una pancarta reivindicativa en la que puede leerse: "Señor cura, Sebarga espera por les coses que falten...". Y es que los residentes están convencidos de que el párroco, hasta ahora arcipreste de Covadonga y que acaba de ser destinado a Luanco -un traslado que se hará efectivo en septiembre-, conoce el paradero de algunos objetos de culto que echan en falta en la parroquia, tales como candelabros antiguos del altar, un Cristo en la Cruz y atriles para posar libros. La indignación por las supuestas desapariciones fue tal que los feligreses incluso enviaron una carta de protesta al Arzobispado de Oviedo.

A esas quejas se suman las de los vecinos de Sames (Amieva), quienes aseguran que el párroco se negó este fin de semana a hacer la procesión de la fiesta de la Santina. Testigos presenciales afirman que el cura llamó "zorra" y "sinvergüenza" a algunas de las feligresas que le reprocharon que no tomara parte en el desfile de la Santina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook