14 de julio de 2019
14.07.2019

Perú, una delicia en Colombres

"Este encuentro enriquece mucho", dicen los asistentes a la Feria de Indianos, que probaron platos del país andino como el ceviche y la yuca

14.07.2019 | 00:15

Ceviche, choclo con queso, yuca frita, anticucho o aji de gallina fueron sólo algunos de los platos típicos de Perú que los asistentes a la Feria de Indianos pudieron degustar ayer en Colombres. Y es que la cita ribadedense -que concluye hoy- dedica al país andino su decimotercera edición. De cocinarlos se encargaron peruanas como Aida Vivanco, natural de Huancayo, con ayuda de su hija Karina Cafferata y su nieta de 21 años Carmen López. "Es nuestra primera vez en Asturias, pero no descartamos repetir porque el ambiente es muy bueno", indicaron. Asistentes como la gijonesa Chelo Blanco, que también se estrenaba en la feria indiana, dieron buena cuenta de los manjares. "Estuve en Lima y puedo decir que estos platos tienen un sabor muy auténtico". Para pasar el bocado nada mejor que bebidas típicas como el refresco "Inca Kola".

El programa festivo incluyó ayer el descubrimiento de una placa conmemorativa en la plaza de la Casa de Piedra y un animado desfile al que no faltaron imitadores del indiano ribadedense Íñigo Noriega y su esposa Lupita o del mismísimo Che Guevera que, acordeón en mano, marcaba el ritmo de la numerosa comitiva. Formaron parte del cortejo autoridades como la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa; el eurodiputado Jonás Fernández o el alcalde ribadedense, Jesús Bordás. Este último reclamó durante el discurso inaugural la capitalidad indiana de Asturias.

En la presentación intervinieron, entre otros, el cónsul general de Perú en el norte, Gonzalo Voto Bernales, quien definió a su país como "profundamente mestizo y hondamente vinculado a España". Y agregó: "Es muy emocionante ver aquí la bandera de Perú y gente honrando esta relación. Esperamos que esta nueva feria sirva para reiterar antiguos vínculos", dijo en referencia a las muchas personas de la región que hace años cruzaron el Atlántico en busca de una vida mejor.

El turno oficial de intervenciones lo cerraron Eloína Fernández y María Jesús Cofino, de la Asociación de Mujeres de Noriega. Las portavoces del colectivo indicaron que la feria de indianos de Colombres "es especial por la participación de todos los pueblos y asociaciones de Ribadedeva que, con sus puestos de comida y artesanía o de cualquier otro modo, hacen que la fiesta sea de todos y para todos".

En total abrieron sus puertas en Colombres casi medio centenar de puestos. La gastronomía peruana compartió protagonismo con las boroñas que ofrecían colectivos como la comisión de fiestas de San Juanucu de Boquerizu. La cantante de Lima Mariella Kohn se encargó de amenizar el evento con un repertorio criollo que hizo las delicias de asistentes como la tinetense Laura Martínez, que llegó acompañada por un grupo de amigos desde Piedras Blancas (Castrillón), todos ellos ataviados con prendas de colores blancos y crema para recrear el pasado indiano.

Formaba parte del equipo el suizo Beda Markli, que resaltó el buen ambiente. "En Asturias se vive como Dios", resumió. Desde La Franca llegó con un vestido de estética peruana Ana Belén Valence. "Es la segunda vez que participo en el desfile. Me parece una iniciativa enriquecedora", dijo. Su opinión la compartían los cántabros Esther Setién, Carmina Espósito y María García, que también estrenaron ropaje para la ocasión. "Hay buen trabajo de documentación detrás", concluyeron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook