15 de julio de 2019
15.07.2019

Sanfermín independiente en Infiesto

Los "toros" "Puigdemont", "Comín", "Piniella" y "Pialla", estrellas del último de los encierros, cada vez más masivos

15.07.2019 | 00:23
Asistentes al último encierro de los sanfermines en la calle el Quesu de Infiesto, ayer.

Infiesto puso ayer punto y final a siete días de encierros cantando el "Pobre de mí" y con una traca de petardos que bien pudieron resonar en la mismísima Pamplona. Los corredores de los sanfermines piloñeses -en su mayoría público infantil- tuvieron que sortear nada menos que hasta cuatro toros (de trapo) de la ganadería Waterloo. Los animales "Puigdemont", "Comín", "Piniella" y "Pialla" hicieron una intervención rápida en la calle el Quesu, inferior a los diez minutos, en la que algún que otro asistente se llevó más de una cornada. Afortunadamente, las lesiones no fueron graves y los servicios médicos trasladados a la zona no tuvieron que intervenir.

La jornada estuvo animada además por la charanga "Los Tritoñones", que deleitó a los presentes con grandes éxitos como "Ramonzón de la Panera". Lo hicieron vistiendo de riguroso blanco y rojo y con el pañuelo típico al cuello.

La peña "Luisa Inés" cerró así unos festejos que en su séptima edición se han convertido en un referente del verano piloñés. La iniciativa comenzó de la mano de este grupo de amigos que, por falta de tiempo y de recursos para trasladarse a Pamplona, decidieron recrear sus propios sanfermines a casi cuatrocientos kilómetros de distancia. Esta edición fue más especial que nunca ya que sirvió para homenajear a los vecinos Kike Rodríguez y Víctor Prida, miembros de la peña muy queridos en el municipio y fallecidos recientemente.

La iniciativa está teniendo tan buena acogida que hasta hay quien bromea con poner en alquiler los balcones que cuentan con mejores vistas hacia la calle el Quesu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook