16 de julio de 2019
16.07.2019

Reparan la ermita de la Vega de Enol, cuya torreta lateral quedó destruida por un rayo

"Es un símbolo querido por los vecinos", destaca el Alcalde, obligado a repararla de urgencia ante la inminente celebración de la fiesta del Pastor

16.07.2019 | 01:17
Trabajos de reparación en la ermita del Buen Pastor de la Vega de Enol.

El Ayuntamiento de Cangas de Onís trabaja contra reloj para que la ermita de la Vega de Enol luzca su mejor cara el próximo 25 de julio, fecha en la que se celebra la fiesta del Pastor. La construcción sufrió varios desperfectos a comienzos de mes a consecuencia del impacto de un rayo. En concreto, la tormenta eléctrica se cebó con la torreta lateral de piedra del inmueble, sobre la que descansaba una cruz de hierro de grandes dimensiones que, aunque cayó al suelo, no se rompió. Lo que sí se partieron fueron algunas de las piedras de la torreta, que están siendo repuestas por operarios del taller de carpintería Cardín, de Cangas de Onís. "Van talladas a medida y es un trabajo muy artesanal", indica el alcalde cangués, José Manuel González Castro.

La actuación supondrá un desembolso cercano a los mil euros para las arcas municipales. El Ayuntamiento de Cangas de Onís correrá con los gastos por encontrarse la construcción dañada en un monte de utilidad pública, señala el alcalde. "La reparación de la ermita se hizo de forma urgente al tratarse de un símbolo de la Vega de Enol muy querido por los vecinos y porque además en ella se celebran dos misas el día 25", justifica González.

Los trabajos de reposición de cantería comenzaron el pasado viernes y está previsto que concluyan hoy mismo.

La ermita del Buen Pastor de la Vega de Enol fue construida por Emilio Antonio González Capitel -más conocido como Antón Capitel-, aparejador que ocupó el cargo de alcalde de Cangas de Onís entre 1937 y 1943. Es en los años cuarenta del pasado siglo cuando se levanta este inmueble y se reforma el refugio de pastores, que sigue abierto al público en la actualidad. De esta manera se garantizaba la práctica católica de los pastores enclavados en los lugares más remotos del territorio asturiano.

En el entorno de la ermita del Buen Pastor se concentran el 25 de julio cientos de personas para celebrar la conocida como "romería cerca del cielo", un evento que sirve además para seleccionar a quien durante un año ocupará el cargo de regidor de pastos de la montaña de Covadonga. Son los celadores de los doce distritos en que se divide el terreno quienes, con su voto, eligen al regidor.

La fiesta del Pastor congrega cada año a un creciente número de público que se acerca a los Lagos -ese día no operan las restricciones del plan de transporte público- para disfrutar en pleno corazón del parque nacional de los Picos de Europa de actividades como la subida a la Porra de Enol, la carreta de caballos o una comida campestre, entre otras cosas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook