22 de julio de 2019
22.07.2019

Celoriu vibra con la Virgen del Carmen

Más de un centenar de aldeanas formaron la procesión, cuyo momento más emotivo se vivió con la interpretación del "Dios te salve"

22.07.2019 | 01:13
Los tres ramos, decorados con panes y hortensias, llevados por los mozos hacia la iglesia para recoger la imagen de la Virgen.

La Virgen del Carmen ha sentido el calor y la devoción de todos los vecinos de la localidad llanisca de Celoriu, donde aldeanas, porruanos y demás fieles a la fiesta acudieron a festejarla, desafiando a la fina lluvia que cayó durante la mañana en el pueblo, una incomodidad que no sintieron mientras sonaban las panderetas, las gaitas y los tambores para escoltar a la Virgen en procesión.

Al filo del mediodía, tal y como manda la tradición, más de un centenar de aldeanas comenzaron a desfilar para acompañar a la Virgen hasta la iglesia parroquial de San Salvador -frente a la cual el fin de semana pasado se plantó una colosal hoguera- y a los tres ramos perfectamente adornados para la ocasión, llenos todos ellos de panes y hortensias de varios colores, con cintas con la bandera de España.

Unos ramos transportados por entusiastas de Nuestra Señora del Carmen. El primero de ellos, el más pequeño, lo llevaron a hombros durante todo el recorrido Javier Palacio, Ari Guitián y Javier Blanco. Por su parte, los dos ramos de mayor tamaño reposaron en los hombros de José Ramón Fonticierra, Rodrigo Robledo, Gonzalo Llorente y Ricardo Sotres, uno de ellos, y en los de Alberto González, Sergio Victorero, Ariel Díaz y Juan Prieto, el otro.

Estos dos últimos, residentes en México, no dudaron en desplazarse a Celoriu para celebrar las fiestas por Nuesta Señora del Carmen. "Mi abuelo era de aquí y procuramos venir cuando podemos de vacaciones, cuando lo permite el trabajo, normalmente cada cuatro años", explica Prieto, cuya mujer también se había enfundado el traje de aldeana y era una más entre el colorido de las mujeres. Además, Prieto ha traído por primera vez al Principado a su familia política y su suegro, Ariel Díaz, no se lo pensó dos veces y, con el traje de porruano, como marca la tradición, se echó al hombro uno de los ramos. "Asturias es preciosa y hermosa", afirma Díaz, que ayer ya se sentía uno más del pueblo. "A donde fueres, haz lo que vieres, es la primera vez que me visto de porruano, claro, pero ya había visto romerías en México. Allí donde vivimos hay un lugar que se llama Parque España y, a veces, hacen romerías", apunta Díaz, para quien, eso sí, no ha sido lo mismo verlo en su país que formar parte de la fiesta de forma tan activa.

Durante el recorrido hacia la iglesia fueron muchos los vecinos y turistas que se fueron sumando a la comitiva, estos últimos sorprendidos por la espectacularidad de los trajes y de la fiesta. Una vez allí, las aldeanas formaron a ambos lados de la puerta haciendo sonar sus panderetas aún con más fuerza para recibir y saludar a la protagonista absoluta de la jornada: su Virgen del Carmen, a la que escoltaron en procesión a través de las principales calles del pueblo.

A los actos festivos le puso música la banda de gaitas "L'Alloru", de Balmori, mientras que el ritmo lo marcaba con su tambor Marina Fuentes.

El momento más importante y emotivo de la procesión se vivió con la llegada de la imagen de la Virgen a la playa. Allí, con las aldeanas dispuestas en dos filas para abrirle paso, la Virgen del Carmen pudo contemplar el mar mientras todos los presentes se deleitaban con la interpretación del "Dios te salve" que realizó la Coral "San Martín". Un momento de pausa tras el cual gaitas, ramos, aldeanas y el resto de fieles emprendieron el paso para recorrer los escasos metros que les quedaban para regresar a la iglesia de Celoriu.

Dentro del edificio, la expectación era máxima para recibir a la Virgen, con los bancos a rebosar y las aldeanas haciendo sonar con fuerza sus panderetas desde el altar mientras la Virgen del Carmen enfilaba el pasillo principal para presidir la función religiosa.

Una misa solemne oficiada por el párroco local, Domingo González, tras la cual llegaron la subasta de los ramos y el momento del gran festival folclórico, lleno de los bailes más tradicionales. Así, los niños de Celoriu interpretaron la jota de Leitariegos, el quirosanu, el xiringüelu y "La bomba", mientras que los adultos bailaron los pasos de la jota del Cuera, el xiringüelu de Naves y el pericote.

Una jornada festiva que culminó por todo lo alto con uan gran verbena, pero que en ningún caso significa el final de la fiestas en Celoriu, pues el primer fin de semana del próximo mes de agosto, concretamente el sábado día 3, se va a celebrar el día del bollu. Allí, durante toda la tarde, el buen ambiente marcará los preparativos de la gran parrillada que se prepara para todos los asistentes y que va a comenzar a partir de las 20.30 horas. Un día que, por supuesto, también va a culminar con otra gran verbena que, esta vez sí, servirá como broche de oro a las fiestas en honor a Nuestra Señora del Carmen en Celoriu por este año.

Eso sí, a buen seguro que el pueblo comienza ya a volcarse en la preparación de las celebraciones de 2020, cuando la Virgen vuelva a salir de la iglesia para encontrarse con los devotos vecinos, que cada año la acompañan por las calles en el día grande de sus celebraciones haciendo sonar panderetas y tambores, y demostrando por qué las fiestas de Celoriu son tan famosas y conocidas, no solo dentro del propio concejo de Llanes, sino también en buena parte de la comarca oriental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook