24 de julio de 2019
24.07.2019

Encuentran en el castro de Antrialgo restos de una cabaña y de la muralla este

Los arqueólogos ofrecen el sábado unas jornadas de puertas abiertas para explicar sus hallazgos

24.07.2019 | 01:14
Cimientos de la cabaña encontrada en el castro de Antrialgo ayer.

El castro de Antrialgo, en Piloña, sigue dando sorpresas. Los investigadores que coordina el arqueólogo Juan Ramón Muñiz se habían propuesto para esta segunda campaña encontrar el hábitat en el que los moradores desarrollaban su vida cotidiana y, a falta de cuatro días para que concluyan las excavaciones, lo han conseguido. Todo apunta a que se trata de los cimientos de una cabaña circular, con suelo de uso asociado, en la que se han identificado numerosos trozos de cerámica común y restos de huesos de animales.

Pendientes del análisis del carbono 14, el equipo de Muñiz no quiere pronunciarse aún sobre las fechas más antiguas de ocupación de la cabaña, que contaría con tres fases constructivas diferenciadas y que podría rondar los cinco metros de diámetro. El hallazgo se produce en la zona más alta del castro piloñés, conocida como "La Cabañona", y según los expertos es fundamental para conocer cómo vivía y cómo se estructuraba el pueblo.

El de la cabaña no es el único avance de la temporada: a menos de quince metros de la misma se ha identificado parte de la muralla este del castro. "Corta de forma perpendicular el acceso. No fue fácil localizarla porque estaba tomada por la maleza. Aun así, se ve que cuenta con doble pared careada y que está rellenada en su interior por clastos calizos", cuenta Muñiz. Los arqueólogos realizaron un tercer sondeo en la zona conocida como el prau La Torre, donde están convencidos de que hay más construcciones, cuya identificación queda pendiente para futuras campañas. Y es que las excavaciones de esta temporada se efectúan contrarreloj por varios motivos: el presupuesto municipal -de unos cinco mil euros- no permite alargar más la campaña 2019 y además Muñiz tiene previsto partir en las próximas semanas a Jordania, donde está al frente de otros yacimientos. Eso sí, antes de irse ofrecerá una jornada de puertas abiertas este sábado (11.00 horas) en el castro de Antrialgo para explicar los avances a vecinos e interesados.

La primera incursión en el castro tuvo lugar el año pasado y se centró en aportar pruebas materiales de su existencia, con el fin de que pudiera ser incluido en la lista de bienes patrimoniales del Principado y gozara así de protección. Los resultados superaron las expectativas: se descubrió un recinto amurallado de nueve mil metros cuadrados, una calzada romana y lo que parecen ser dos construcciones de vigilancia junto al principal acceso. El Consistorio piloñés planea habilitar una ruta histórica por el entorno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook