24 de julio de 2019
24.07.2019

"Protege monumentos humanos y naturales", dice Llanes de su Plan General

La excesiva flexibilidad en los cambios de uso del suelo, una de las preocupaciones de los vecinos durante la presentación del documento

24.07.2019 | 01:14
Gregorio Vázquez, Marián García de la Llana, Enrique Riestra y Carmen Andrés, durante la presentación, ayer, en Llanes.

El efecto que la legislación del Principado puede tener sobre el nuevo Plan General de Ordenación (PGO), la excesiva flexibilidad en los cambios de uso del suelo y la movilidad entre los distintos núcleos del concejo son algunas de las principales preocupaciones que los vecinos de Llanes expresaron ayer al equipo redactor del plan, que acudió a la capital del municipio para presentar el documento, que va a estar los próximos tres meses en exposición pública en el centro de artesanía de Poo.

Los encargados de explicar elplan en nombre de todo el equipo redactor fueron Carmen Andrés y Gregorio Vázquez. Según explicaron, han basado la reordenación y el desarrollo del municipio teniendo en cuenta varios puntos importantes para fijar su estrategia, entre los cuales destacan el propio territorio y el paisaje de Llanes, la diferenciación entre núcleos urbanos o rurales, y la movilidad y accesibilidad.

Así, han distinguido entre suelo no urbanizable de especial protección, suelo no urbanizable de interés en varias áreas y suelo no urbanizable de costas, infraestructuras y núcleo rural. "En el suelo no urbanizable no es que no se pueda hacer nada, se pueden hacer cosas siempre que no se atente contra lo que le hizo merecedor de esa calificación", ha aclarado Carmen Andrés, quien comentó que se deben proteger los monumentos "tanto humanos como naturales" de Llanes. Además, también hay suelos urbanos y urbanizables.

En cuanto a los núcleos urbanos, el equipo redactor del Plan ha distinguido dos categorías: aquellos "con una realidad urbana consolidada" (en la que entran Llanes, Posada, Nueva y San Roque), y otros cuya configuración urbana es más reciente (donde se enmarcan las localidades de Barru, Celoriu y Poo).

Llanes continúa en la carrera para contar con un nuevo Plan General después de que los tribunales anularan el anterior. Sin embargo, dicho documento de ordenación urbanística, aun anulado, aún preocupa en algunos sectores. Así, un vecino apuntó su preocupación por la aplicación del Plan Territorial Especial de Ordenación del Litoral Asturiano (POLA) en Llanes de acuerdo con dichas normas anuladas, por lo que cree que podría darse la circunstancia de que "se vayan a dar por buenos crecimientos basados en el plan anulado".

Otra vecina consideró que se podrían llegar a trampear los crecimientos al poder cambiarse el uso del suelo. "Alguien se hace una cuadra y a los cinco años cambia el uso del suelo y luego hace un hotel rural", ponía como ejemplo la mujer, quien considera que, en ese caso, se daría una "injusticia", por lo que pide que el Plan General entre en la regulación de los usos del suelo.

Además, también se habló sobre movilidad, apuntando otra vecina que se debería tener en cuenta el tren, que puede circular por gran parte del concejo, considerando que es un gran recurso que no se está sabiendo aprovechar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook