25 de julio de 2019
25.07.2019

"Tuve un eclipse de alma, el libro intenta explicar por qué"

El investigador Carlos López-Otín presenta en Llanes "La vida en cuatro letras", en el que habla de ciencia, enfermedad y felicidad

25.07.2019 | 01:08

La Casa de Cultura de Llanes se quedó pequeña en la tarde de ayer para recibir a Carlos López-Otín, catedrático de Bioquímica en la Universidad de Oviedo y uno de los investigadores españoles más importantes a nivel internacional, quien acudió al concejo para presentar ante un numerosísimo público su libro "La vida en cuatro letras", un relato en el que va desde la ciencia hasta la felicidad pasando por la enfermedad y que escribió en uno de los momentos más complicados de su vida, en medio de una profunda depresión, a la que él prefiere llamar "decepción social". "Tuve un eclipse de alma, el libro surge de un intento de explicar por qué pasan estas cosas", afirma.

López-Otín ha dedicado 32 años de su vida a la investigación, hasta que un día perdió la pasión: cuando los 5.000 ratones de su laboratorio murieron por una extraña infección. Cinco mil ratones que no eran solo eso, sino que hay que entenderlos como el fruto de su trabajo. "Eran 5.000 piedras preciosas porque ayudaban a entender las enfermedades de mucha gente", explica López-Otín. "Perdí la sensación de que la vida es rica y merece la pena", cuenta.

Una sensación que, después de un tiempo encerrado en sí mismo, le llevó a intentar entender, desde su visión de investigador, cómo funciona la enfermedad y qué papel tiene en la felicidad. Y así se concibió su obra "La vida en cuatro letras", pues entiende que toda la vida, desde el ser más simple hasta el más complejo, está hecha precisamente de eso, cuatro letras, y cómo su combinación afecta a la vida. Y estas cuatro letras son A, C, G y T, las iniciales de adenina, citosina, guanina y timina, las bases que forman el ADN.

Así, gracias a sus conocimientos previos y a su reflexión, entendió, a través del genoma y de cómo están formados los humanos, qué representan las enfermedades y cuál es su papel en la felicidad. Y en esto también da una relevancia especial a las circunstancias de cada uno, pues López-Otín apunta a que menos del 10 por ciento de las enfermedades están causadas por la genética, mientras que el 80 por ciento se da por el desequilibrio producido por problemas en el entorno. A todo ello da respuesta en su libro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook