28 de julio de 2019
28.07.2019

"Las fiestas son un bien inmaterial que nos define como masa", afirma el pregonero en Arriondas

Nacho González invita a participar en la celebración del Bollu de La Peruyal, que para él está marcado por la tradición, la familia, la amistad y el amor

28.07.2019 | 00:02

Arriondas se engalanó ayer para celebrar por todo lo alto el 70.º aniversario de las fiestas de la Sociedad La Peruyal, que contaron con un pregonero de excepción: el ingeniero y montañero parragués Nacho González Díaz.

El discurso, que tuvo lugar en el balcón del Ayuntamiento en presencia de las autoridades locales, fue uno de los más aplaudidos y multitudinarios de las últimas ediciones. "Está hecho desde el cariño a Arriondas y el amor a la fiesta del Bollu", aclaró el protagonista, que desde hace trece años trabaja para "Corteva Agroscience" como responsable de Desarrollo de Proyectos en cereales, viña y cultivos perennes para Europa, África y Oriente Medio.

González, que hasta hace poco fue vicepresidente de la Sociedad Española de Malherbología, comenzó su intervención asegurando que pregonar las fiestas de La Peruyal era "un honor" y "un sueño hecho realidad" y destacando el esfuerzo que durante todo el año hace la organización para que el evento salga adelante.

Acto seguido pasó a desgranar lo que para él significa la celebración, que como buen "peruyalero de pro" jamás se pierde, pese a que por motivos laborales reside en Andorra. Para él las fiestas del Bollu son sinónimo de siete cosas: tradición, familia, amistad, recuerdo, La Peruyal, amor y cumpleaños (ya que hoy sopla 43 velas).

Tradición porque, según su versión, el desfile de carrozas "nos encamina a una auténtica romería de prau" en el que los bailes y los grupos folclóricos son los principales protagonistas.

Familia porque se trata de día para el reencuentro, en el que vistiendo el traje de porruano se comparte mantel, boroña y mucha sidra con los seres queridos. Así, González recordó emocionado que su abuelo Tino ocupó fue presidente de la comisión de La Peruyal en la década de los 70 "y todavía hoy mantenemos su recibo de socio, el número 13". Y aclaró: "esta fiesta la llevamos en la sangre y la pasamos de generación en generación".

Amistad porque la fiesta permite disfrutar con compañeros de dentro y fuera de Parres. "Siempre vas a encontrar con quién pasarlo bien", aseguró el pregonero, que no se dejó en el tintero casi ninguna de las anécdotas que siendo más joven vivió en sus correrías nocturnas. Recuerdo porque también es tiempo de tener en mente a "quienes no están y que nos enseñaron muchas cosas, entre otras a amar esta fiesta". En su lista figuran los abuelos, los tíos Tere, Herrera, Carlos y su padre.

Para el barrio de La Peruyal, en el que pasó su infancia jugando a las chapas, las canicas o el fútbol, también tuvo palabras González.

En cuanto al amor, el pregonero enumeró a algunas de las parejas que se dieron sus primeros arrumacos aprovechando la fiesta del Bollu. González concluyó su intervención asegurando que las fiestas del Bollu son "un bien inmaterial que nos define como masa social" y animó a todos a disfrutarlas con amigos, familia y amor.

El programa continúa hoy con el desfile folclórico y de carrozas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook