01 de agosto de 2019
01.08.2019

El PSOE riosellano se une a Foro para adjudicar el agua y esquivar los Juzgados

Los socialistas alegan que el Pleno no puede rechazar el proceso de contratación "sin rigor técnico" l Solo Pueblu se mantiene en el "no"

01.08.2019 | 01:12

Ribadesella ha adjudicado el contrato de la gestión del abastecimiento del agua con los votos favorables de los cuatro concejales del PSOE y los tres de Foro, cerrando así, al menos de momento, un proceso que se ha alargado casi tres años en el tiempo. Con esta decisión termina la prórroga de Asturagua, la empresa que hasta ahora gestionaba el servicio, y entra a hacerse cargo del mismo la entidad señalada por los técnicos de la mesa de contratación, con lo que el consistorio espera ahorrarse el proceso judicial ya en marcha.

El alcalde riosellano, el socialista Ramón Canal, considera que aquellos que votaron que no en su momento a la adjudicación deberían haber presentado un informe técnico que avalara su razonamiento pero que, al no hacerlo, en caso de mantener la misma postura podría llegar a entenderse que están actuando "de mala fe, perpetuando la continuidad de la empresa actual de forma perversa", ya que afirma que el pleno no puede rechazar la decisión de la mesa de contratación "sin el más mínimo rigor técnico".

Una decisión en la que ha habido opiniones para todos los gustos. El portavoz del PP, Paulo García, cuyo partido decidió abstenerse, considera que no está en manos de la nueva corporación "validar en unos meses una contratación que no se pudo sacar en tres años", por lo que aboga por abrir un nuevo proceso de contratación.

Por su parte, en Pueblu, el único partido que siguió apostando por el "no" de sus dos ediles, consideran que actuar de mala fe es también "votar a favor de algo que estás convencido de que no es justo". Además, su portavoz, Ricardo Cangas, atacó al PSOE por cambiar el sentido de su voto (tan solo uno de los cuatro ediles socialistas se mantiene del mandato anterior, José Luis Díaz, quien en las votaciones anteriores había emitido un voto en contra de la adjudicación) al considerar que "es extraño mantener estas posturas tan contrarias si no hay un informe de los técnicos".

Una percepción parecida a la que realizó la portavoz de Foro, María José Bode. "Me parece que el cambio no es por el proceso judicial, es por el cambio de sillones", apunta Bode. Acusaciones, todas ellas, que quiso rebatir el propio Díaz, al afirmar que el PSOE no está cambiando de postura. "Lo que hoy se va a votar es si el órgano contratante (el pleno) es competente o no para rechazar la propuesta emitida por la mesa; a pesar de que los informes no nos convencen, el pleno no tiene capacidad", argumenta Díaz. Ahora, queda por ver si alguna otra empresa recurre la nueva decisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook