04 de agosto de 2019
04.08.2019

Pimiango, de fábula para Carlos V

La localidad recrea con todo lujo de detalles la visita del emperador, "una cita fundamental en la historia de Ribadedeva"

04.08.2019 | 00:08
El personaje de Carlos V toma agua al llegar.

Cuentan las crónicas de la época que cuando el rey Carlos V llegó a Ribadedeva la catalogó de "mala aldea o cabañal". Ahora, presumen de ser una "localidad fabulosa" que le rinde homenaje año tras año.

Lo cuenta su alcalde, Jesús Bordás, orgulloso de la muestra de "participación y alegría" del pueblo que rige y que se volcó para que todo saliera perfecto y con todo lujo de detalles.

Ese orgullo se plasmó en las calles. Primero en la Casa Fuerte de los Colombres. A su balcón subió Bordás, acompañado de dos jóvenes que hicieron las veces de Carlos V y su esposa Leonor. Desde allí se dirigieron a la prole, que les coreó como se hacía con los monarcas entonces. Contaron la historia de aquella visita, "una cita fundamental en la historia del concejo", recuerda Bordás.

Dos bailes, un saludo y comenzaron a descender a pie por las calles de la localidad. Entre vítores alcanzaron la plaza de Las Encinas. Allí no podía faltar la habitual primera ofrenda, acompañada de unas danzas regionales y exhibición de caballos, el animal con el que el cabeza de estado recorrió la zona norte, parando en Ribadedeva de forma estratégica, antes de llegar a su destino, San Vicente de la Barquera (Cantabria).

En este caso, el destino de la procesión fue la plaza central de la localidad. Antes de llegar allí, Carlos y Leonor saludaron a un trovador y a una vendedora.

Llegaron a la plaza central y calentita, al calor de los fogones y al del sol, tenían lista una marmita de bonito, acompañada de un real postre, el arroz con leche. Así, con la grandeza de las gentes de Pimiango y la de los múltiples visitantes, "en una fiesta que cada vez va a más", acabó el desfile organizado con gran éxito por Comandefe, la comisión de festejos local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído