12 de agosto de 2019
12.08.2019

Santos educativos en Porrúa

Blanca Haces y Jaime Santos ofrecen los ramos a San Justo y San Pastor por sacar plaza de profesores: "Estamos muy emocionados"

12.08.2019 | 00:40

Porrúa vibró y se llenó de música y color con su día grande en honor a San Justo y San Pastor, por los que casi doscientas aldeanas se echaron a la calle, pandereta en mano, haciendo sonar sus cantares y anunciando el paso de las dos imágenes, a las que el pueblo ofreció dos ramos grandes y uno infantil.

Unos ramos que salieron de la parte alta de la localidad con dirección a la iglesia ante la emoción de Blanca Haces y Jaime Santos, quienes este año han sido los encargados de ofrecer los ramos como agradecimiento por haber sacado la plaza al cuerpo de profesores en las oposiciones de este año. "Hoy estamos muy emocionados", afirma Haces, quien no era capaz de contener las lágrimas en el momento en el que entró a la iglesia para ofrecerlos a los dos santos mientras marcaba el ritmo con su tambor.

Los encargados de transportar los dos ramos de mayor tamaño hasta allí fueron David Amieva, Diego Mejías, Toño Barroso y el propio Jaime Santos, por un lado, y Marco Coro, Iván Haces, Daniel Méndez y Andrés Haces por otro. En cuanto al pequeño, este viajó en las manos de Gael Santos, Marco Balmori, Yago Benítez y Raimond Cayones.

Uno de los momentos más emotivos de la jornada se vivió con la llegada de la comitiva al templo, momento en el que las aldeanas, haciendo sonar sus panderetas más fuerte para que retumbaran en las paredes de piedra, se arrodillaron a los pies de San Justo y San Pastor mientras entonaban sus cantos.

Tras esto, y después de una ligera amenaza de lluvia que no desanimó a los presentes y que tan pronto como llegó desapareció para la alegría general, los vecinos de Porrúa pudieron, por fin, sacar de la iglesia las imágenes de San Justo y San Pastor, que marcharon detrás de la comitiva que abrían los hermanos Julián y Conchita Herrero a la gaita y el tambor, y de la que formaban parte todos los devotos de los dos santos. Una procesión que volvió a su punto de partida para celebrar la función religiosa y dar por finalizados así los actos más solemnes de la jornada.

Con lo vivido ayer en Porrúa, San Justo y San Pastor han quedado más que celebrados este año y en la localidad ya piensan en las fiestas de 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook