21 de agosto de 2019
21.08.2019

La doctora Laura Pando, "agradecida y emocionada" al recibir el "Manín de honor"

La asociación llastrina ha creado una distinción honorífica del mismo nombre, que en su primera edición ha concedido al matemático Pedrayes

21.08.2019 | 00:01
Laura Pando, recibiendo el premio "Manín de honor" 2019, ayer, en Lastres.

"Agradecida y emocionada". Así afirmó sentirse ayer Laura Pando al recibir en la iglesia de Lastres el premio "Manín de Honor" 2019, un galardón que cada año entrega la asociación del coro marinero para distinguir a aquellos que realizan una gran labor por el pueblo y que este año ha recaído en esta doctora de origen gallego con raíces asturianas.

"Con este premio buscamos que se valore y se premie lo positivo, destacar las luces sobre las sombras", explica el director del coro "Manín", Faustino Martínez. Este año han sido veintiséis las candidaturas presentadas para recibir este galardón, pero, finalmente, Pando fue la elegida por sus méritos profesionales y personales. "Es muy querida aquí y muy elogiada, y es una gran funcionaria de la sanidad", afirma Martínez sobre el porqué de la destinataria del galardón.

Por su parte, Pando no pudo evitar emocionarse al recibir este reconocimiento, rodeada como estaba de su familia y de muchos de sus pacientes, principalmente los llastrinos, pero también de otras zonas de Colunga, a los que ya considera amigos.

Pando valora especialmente este galarón porque se trata de "un reconocimiento al trabajo", y afirma que lo recibe con "sorpresa" porque no sabía ni siquiera que estaba nominada, lo que hace de él un acontecimiento aún más especial.

Pando nació en Galicia y llegó a Lastres en 2009, destinada en situación de interinidad. Allí, poco a poco, se fue haciendo con sus pacientes, conociendo sus vidas, sus circunstancias y sus problemas, y por eso, una vez que aprobó las oposiciones, no lo dudó y escogió quedarse en la bella villa marinera colunguesa, que ya se había convertido un poco en su hogar.

La de ayer fue una jornada de doble celebración en Lastres, pues además del tradicional premio anual, la asociación ha decidido crear un nuevo galardón que también se va a entregar cada año: el premio "Manín de Honor Perpetuo" para "aquella gente que ya no vive pero que ha hecho grandes cosas por Lastres", explica Martínez. Por eso, en esta primera edición el nuevo reconocimiento ha recaído en Agustín de Pedrayes, más conocido como el matemático Pedrayes, un ilustre llastrín con grandes logros y aportaciones en su campo que da nombre al colegio de la localidad. Por eso, se encargó de recoger el premio, como no podía ser de otro modo, una representación de los alumnos del centro.

"Siempre ha habido una queja de que al matemático Pedrayes no se le ha honrado en Lastres lo suficiente", cuenta Martínez. Por eso, con este reconocimiento han querido dejar saldada de alguna manera esta deuda y esperan que en ediciones posteriores puedan ir saldando este debe de reconocimientos a otras personas igual de importantes y que han hecho cosas destacables a lo largo de su vida y tienen una vinculación con la villa marinera colunguesa.

Además, el acto de entrega de estos premios estuvo acompañado por un concierto de música tradicional cantado, por supuesto, por el coro "Manín", cuyas voces pusieron música a este acto formal que ya busca su repetición el próximo año, dejando la puerta abierta al reconocimiento de otras personas ilustres en Lastres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook