25 de agosto de 2019
25.08.2019
El Puentón

El letargo de la finca de Les Llanes, en Covadonga

La antaño llamativa casona solariega se ha convertido en una deplorable cuadra para ganado vacuno

25.08.2019 | 01:12
El letargo de la finca de Les Llanes, en Covadonga

Estábamos a las puertas de la Navidad de 2006 -sí, sí? hace más de una década- cuando el Ejecutivo regional nos sorprendía con la aprobación de la compra por importe de tres millones de euros (para los entendidos en la materia monetaria, 500 millones de pesetas). Aquél dinero, a cargo de la entonces Consejería de Economía y Administraciones Publicas del Principado de Asturias, iría destinado a lo que se denominó como Plan de accesos al santuario de Covadonga y, por extensión, a la vertiente canguesa del Parque Nacional de los Picos de Europa. Casi tres lustros después, ya en los coletazos del verano de 2019, da verdadera pena observar cómo lo que era una casa solariega muy bien conservada, con su amplio terreno, se ha convertido con el transcurso de los años en una cuadra para cobijar al ganado vacuno que por allí pastea. Duele, y mucho, contemplar el actual abandono al que los actuales titulares de la posesión, o sea, la Administración regional, condenaron la finca de Les Llanes, en las inmediaciones de El Repelao, al pie del real sitio de Covadonga.

Mientras se pide a gritos habilitar aparcamientos en los aledaños del santuario mariano, parece que no existe interés alguno en sacar adelante algún proyecto que acabe con ese "estercolero" -me enoja en el alma escribir esa palabra, más que nada por respeto a los anteriores dueños de la susodicha propiedad- que causa un verdadero sonrojo entre los miles de peregrinos que acuden cada año al santuario de Covadonga. Da sensación de absoluta dejadez, de pasotismo,?. como si los dirigentes pasaran olímpicamente del tema.

Me viene a la memoria, precisamente en aquella época, cuando estaba en pleno tira y afloja la negociación, la verborrea de algún afín al partido en el Gobierno, aunque cangués para más señas, que incluso aplaudía hasta con las orejas la posibilidad de ir a la expropiación forzosa de la citada finca si no aceptaba, el dueño de la propiedad, la cuantía ofertada por el Principado. Vamos, tal una confiscación en toda la regla, siguiendo el modelo cubano o venezolano. Afortunadamente, hubo entente cordial y se pudo cerrar la compraventa de mutuo acuerdo.

¿Y ahora? ¿Qué hacer con Les Llanes? ¿Seguir mareando la perdiz en ese espinoso tema?

Un buen "marrón", entre otros, tendrá sobre la mesa el nuevo vicepresidente del Ejecutivo asturiano, el parragués Juan Cofiño, cuando arranque el nuevo curso político, tras la temporada estival.

Me temo que volverán a darle vueltas y más vueltas, como si fuera una tortilla de patatas en plena cocción. Sin duda, pese a quien pese, es una de las grandes asignaturas pendientes del Principado de Asturias para con el principal centro de peregrinación de la comunidad autónoma: Covadonga.

Insisto, me ruboriza pasar delante de Les Llanes, girar la vista, y mirar hacia un rebaño de vacas entrando o saliendo, incluso cobijándose del sol -cuando aprieta- en la otrora casona. Una pena no ponerla en valor y sacarle rendimiento.

Conste que todo está inventado, ya sea con un pequeño remonte para los turistas, un ascensor panorámico o unas escaleras mecánicas. Hagan lo que realmente les venga en gana, señores del Gobierno, pero tomen el toro por los cuernos, después del merecido descanso, y dejen de ponerse de perfil. El real sitio y el santuario representan mucho para el devenir de Asturias.

Rescaté el asunto a las puertas de la festividad de Nuestra Señora de Covadonga y Día de Asturias, que se conmemora el próximo 8 de septiembre. Fecha en la que ciertas autoridades, creyentes o no, aprovechan la visita al santuario para, digamos, hacer un poco de postureo fotográfico. Pues, no, señores y señoras, menos sonrisas y más obras y hechos. Ni Les Llanes, ni mucho menos Covadonga, se merecen la dejadez ni el abandono.

¿Será el 2020, que tan bien suena, el de la puesta de largo del ansiado proyecto en la finca de Les Llanes? Suenan campanas...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook