26 de agosto de 2019
26.08.2019

Perros en busca de familia en Piloña

La Protectora de Animales del Oriente, - que ayer celebró su romería, necesita colaboradores para los gastos veterinarios

26.08.2019 | 00:59

No es fácil conseguir que una protectora de animales pueda presumir de "tener algo que no tiene nadie: sacrificios, cero", y la del Oriente, en Piloña, lo ha logrado. Pero, así y todo, necesitan mayor apoyo económico que les permita sufragar los gastos veterinarios, que al año ascienden a unos 20.000 euros. Los recaudan en fiestas como la romería que ayer celebraron en la Cueva, en el Agostiellu, con rifas, donaciones y fórmulas similares, explican el presidente y el vicepresidente de este colectivo, Pedro Valle y Marcial González, respectivamente. Pero no es suficiente, por lo que quieren incrementar el número de colaboradores o socios, que aporten ocho euros al mes para ayudar con los gastos. Sería un logro importante.

"Caper" es un claro ejemplo de la situación con la que cotidianamente se encuentran. Es uno de los 30 perros a los que dan cobijo en su albergue y se trata de un border collie de año y medio que recogieron en Riofabar. Tuvo un percance con otros dos canes y acabó con el peroné de una pata trasera roto y daños en los ligamentos de otra. "Casi lo matan", reconoce Marcial González. Recibe asistencia veterinaria que la protectora tendrá que costear.

También les gustaría tener más voluntarios para atender a los animales. Los sábados desde la una de tarde están en la protectora de Cayón, trabajando en obras de mejora, y animan a que quien lo desee acuda para echar una mano o dar un paseo a uno de estos perros, que siguen esperando por una familia que les lleve a casa. "Pedimos mayor implicación" para sacar adelante este proyecto, apunta González.

El Ayuntamiento recoge a los animales que aparecen abandonados y luego es la protectora la que se hace cargo de ellos. "Se necesitan adopciones porque los perros necesitan una casa", insiste el vicepresidente. Tanto él como el presidente sostienen que los dueños no se deshacen más de sus mascotas en verano por coincidir con el período vacacional. Es una constante que se mantiene todo el año. Aunque han notado un ligerísimo descenso, el número de abandonos es similar cada año.

Santiago y Francisco Tejeiro ya tienen apalabrado a un perro. "En principio nos lo llevaremos en acogida, ya ha estado con nosotros un par de veces", explican. Como la experiencia con el can está siendo buena, se han animado a dar un paso más. "Es cariñoso y tranquilo con otros animales", valoran. Apareció abandonado en el concejo y carece de chip de identificación. Estos hermanos se han animado a hacer un hueco en su casa para quien llamarán "Pituso", en recuerdo de su anterior mascota, ya fallecida, que se llamaba "Pitusa".

Los niños estaban encantados con algunos de los perros en adopción, como Alejandra Díez y Álvaro y Adrián Madrid, con "Kala" y "Rufián", que esperan a tener un dueño que les cuide y les quiera.

En esta romería, la Protectora de Animales del Oriente reconoció a la clínica Bulnes, de Arriondas, por su colaboración. Agradecen la participación en la fiesta de los grupos de música locales "Cayón" y "Llendón", que actuaron el sábado y domingo, respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook