08 de octubre de 2019
08.10.2019

Pueblu propone asumir con fondos municipales la ruta escolar negada a tres niñas

El edil Ricardo Cangas cree que se comete una discriminación derivada de vivir en la zona rural

08.10.2019 | 01:08
Dos de las niñas afectadas, subiéndose al coche para ir al instituto.

La formación riosellana Pueblu quiere que el Ayuntamiento de Ribadesella resuelva el problema de transporte escolar de tres alumnas de las localidades de Linares, Abéu y San Pedro, para quienes el Consorcio de Transportes del Principado de Asturias (CTA) se niega a reabrir la ruta para acudir al IES Avelina Cerra.

Ricardo Cangas, el portavoz de Pueblu, quiere que el gobierno local exija a las consejerías de Educación e Infraestructuras que cumplan con la "vigente norma legal" y que proceda, "sin dilación, a establecer el transporte escolar gratuito" al que tienen derecho las tres alumnas del primer curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Dice Cangas que si "la respuesta de las instituciones sufriera demora, el Ayuntamiento, con recursos propios, pueda ofrecer provisionalmente dicho servicio". Y la sufre, dado que el problema persiste desde el mismo día en el que comenzó el curso escolar, el pasado septiembre. Cangas quiere que sea el Consistorio el que asuma un servicio que "les permita acceder al derecho a la educación" y que ahora sólo disfrutan por "el sobreesfuerzo de sus progenitores", que son quienes, en coches particulares, las llevan al instituto cada día.

Para Cangas, declarar desierta la ruta escolar, pese a cumplir con todos los requisitos exigidos, choca con los planes gubernamentales de evitar los despoblamientos de la zona rural, además de atentar directamente contra los derechos de las niñas. A juicio de los miembros de la formación Pueblu, con esta medida están "discriminando" a las pequeñas, acusa el edil, por "la mera circunstancia de residir alejadas de los centros urbanos". A juicio del concejal, "tenemos que actuar con determinación y prontitud" para evitar que se produzcan este tipo de situaciones.

La ausencia de ruta escolar la denunciaba la pasada semana de forma pública una de las madres afectadas, Vanessa Peláez Llera. Ella explicó que el Consorcio, dependiente de la Consejería de Infraestructuras, "exige que haya un mínimo de 1,5 kilómetros y que haya un mínimo de tres críos, y eso lo cumplimos" con lo que, subraya, "tenemos todo el derecho a que se reabra esta ruta" que cerró hace dos años por falta de escolares en la zona.

El primer día de curso, hace ya tres semanas, tal como narró Peláez, llamó a la empresa encargada del transporte escolar para que les advirtieran del horario de salida y recogida de los niños. Fue entonces, dijo, "cuando me enteré de que no vendrían a recogerlos". En aquel momento, según explicó, comenzó sus contactos con el Consorcio. Según la madre, "primero me dijeron que no había ninguna oferta para explotar la ruta y, luego, que había una pero que era demasiado cara", recuerda. En todo caso, lamentó, "ese no es nuestro problema, por lo que exigimos una solución".

Así las cosas, el curso continúa y las escolares acuden al instituto valiéndose de sus familiares y vecinos. Por parte del Consorcio "nos han dicho que pidamos una beca a Educación" para poder sufragar un taxi, dice Peláez, que se niega a hacerlo porque "la educación de mi hija es obligatoria y me corresponde el transporte gratuito".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído