11 de octubre de 2019
11.10.2019

El Principado invertirá 14 millones en la zona rural para cerrar la brecha digital

El director general de Innovación asegura que el plan estratégico beneficiará a 55.000 vecinos de 38 municipios asturianos

11.10.2019 | 01:13
La jornada celebrada en el Instituto de Educación Secundaria de Llanes.

Cualquier plan gubernamental que pase por fijar población en el medio rural y potenciar la actividad en la zona menos urbana de la región es inversamente proporcional a la conectividad existente en la actualidad. Cualquier reto pasa por subirse a una evolución tecnológica que se resiste a llegar a los territorios más recónditos. Por eso, el Gobierno del Principado de Asturias se han puesto una fecha para cerrar la brecha digital, que afecta, en mayor medida, a los pobladores de los espacios rurales de la región. Para el año 2023 unos 55.000 vecinos de 38 municipios asturianos podrán contar con la banda ancha en sus hogares y una velocidad de 4G y, por ende, con una velocidad de navegación óptima para desarrollar cualquier trabajo.

Lo dijo ayer el director general de Innovación, Iván Aitor Lucas, en el marco de la jornada "Pueblos y territorios inteligentes" organizada en Llanes por parte de la Red Asturiana de Desarrollo Rural, en colaboración con la Asociación para el Desarrollo Rural del Oriente de Asturias. A la cita acudieron también el consejero de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca, Alejandro Calvo; la mayor parte de los alcaldes de la comarca oriental, y el director de GIT del Principado de Asturias, Luis González.

González explicó que el modo de materializar sus planes comenzará por extender la red Asturcón (de titularidad regional) valiéndose de las torres de TDT que prestan señal en todas las zonas de Asturias. "El Principado es el dueño de la mayor parte de ellas y están instaladas en zonas de ese potencial despliegue, con lo que -según González- así se podrá llevar hasta ellas la fibra óptica y habilitarlas para la distribución de una señal por tecnologías radioeléctricas a las zonas sin cobertura", también llamadas "zonas blancas". De ese modo, "salvaríamos la actual brecha digital", aventuró, que es la que no proporciona el 4G a todas las zonas de la región. Sin embargo, para ese momento, según prevén, existirá otra nueva brecha, la del 5G, aunque esa, apuntó, "habrá que salvarla con otros medios".

Uno de los fines, añadió el director de Innovación, es "atraer y fijar población", pero existe otro que es igual de importante para los dirigentes regionales: "que la población actual pueda desarrollar las necesidades que tenga", explicó en referencia a el sector ganadero. " Si yo quiero conectar mi ganadería a un GPS con una aplicacón móvil para ver qué movimientos tiene tengo que tener conexión en mi teléfono móvil", evidenció. Y eso sólo se conseguirá con la aplicación de una conectividad de última generación a toda la superficie rural.

Un "gran reto", en palabras del consejero Alejandro Calvo, quien consideró que "algunas zonas del medio rural y del Oriente tienen muchas oportunidades de futuro", aunque en algunos casos no son detectables por parte de la Administración.

Por eso, recalcó, "son tan importantes estos encuentros impulsados por los colectivos de acción social, porque sirven de radar para que nosotros podamos analizar" en el Gobierno regional.

Lo importante, zanjó el máximo representante del Desarrollo Rural de la región, es "poner el punto de atención en el territorio, que sea la propia población la que decida y participe en las políticas que les afectan" para poner sobre la mesa cuáles son las necesidades inmediatas que les hagan cerrar la brecha digital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído