17 de noviembre de 2019
17.11.2019

Menos ventas pese a la caída de precios en el certamen de la castaña de Arriondas

Los diez productores ofrecen 1.200 kilos del fruto con un gran surtido de variedades, esperando los premios, que se fallarán hoy

17.11.2019 | 00:10

El número de cosecheros ha subido y el precio del fruto más característico del otoño ha bajado. Un total de diez recolectores pusieron a la venta ayer en el 29º Certamen de la Castaña y Productos de la Huerta de Arriondas unos 1.200 kilos de todas las variedades que nacen en los bosques de la región. Las vendían a 4 y 5 euros el kilo en función de su tamaño, y a 8 euros la variedad de valduna, la más cotizada, que el pasado certamen alcanzó la cifra de 10 euros. Sin embargo, las ventas, lamentaban, "de momento más flojas". Aún queda el día de hoy para terminar el fruto que se venderá durante la mañana en la plaza Venancio Pando de la capital parraguesa.

"El precio es menor porque este año ha sido más fructífero en cuanto a la cantidad de castañas que salieron", reconoce Luisa Alonso, que se acercó a la capital de Parres con "unos cien kilos de 17 variedades diferentes" que recogió por los bosques de Llenín. Y si bien hubo más cantidad, "lo cierto es que ha llovido mucho y ha hecho demasiado viento", lo que, a juicio de Alonso, dificultó la tarea de recolección y perjudicó, en parte, al fruto "porque la humedad no le viene nada bien, y que se caiga pronto tampoco".

No fue bueno, de igual forma que se retrasara una semana, debido a la celebración de elecciones, el desarrollo del certamen parragués. "Se perdió mucha cosecha", lamenta Adela Fernández Arduengo al tiempo que coloca con mimo sus 20 kilos de castañas. La suya, cuenta, es "muy buena y muy hermosa" porque, entre otras cosas sus diez castaños "están muy bien cuidados y se encuentran en una zona muy soleada y con piedra caliza" en la parte de Amieva conocida como Carmenero.

En calidad compite también Hortensia González, que llegó desde Huexes con más de 500 kilos de castañas. Acudió con un expositor más que trabajado que alberga 70 variedades halladas entre los bosques de Arriondas y Siero de octubre a primeros del mes de noviembre. Hoy González sabrá si revalida el título del pasado año, cuando se hizo con el primer premio del certamen. No hay trucos, sólo esfuerzo y cariño, dice. "Nos trabajamos mucho el stand", cuenta sentada junto a un pozo de madera hecho para "que luzca bien el puesto". Lo suyo con las castañas es ya "una tradición" que mantiene viva desde que comenzó el festival y que no dejará que se acabe. "Este año plantamos 70 castaños y yo creo que podemos recoger el fruto dentro de tres años", augura. Entonces vendrá con más cosecha para "disfrutar y, si se puede, ganar".

A vender vienen todos los recolectores, "aunque la cosa está floja este año", a juicio de Patricia Aranda, que llegó a Arriondas desde Labra por tercer año consecutivo con cien kilos de diez variedades distintas recogidas en bosques de su propiedad. Y es que la transacción "no es del todo rentable", apuntaba Luis Pérez Muñiz, que acudió desde Lugones con 70 kilos de castañas, además de nueces, cebollas y patatas. Porque en el certamen de Parres no sólo se ofrecen castañas de calidad, también cuenta con gran variedad de productos de la huerta, quesos elaborados en los Picos de Europa y puestos de artesanía de todo tipo. Entre todos, un total de 130 expositores a los que se suma, además, la I Fiesta de la Cerveza Artesana en la plaza García Dory.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído