14 de enero de 2020
14.01.2020

El nuevo callejero de Colunga está lleno de "gansadas", denuncia el PP

El portavoz popular reclama la comparecencia de los técnicos para corregir los numerosos errores que presenta el documento

14.01.2020 | 01:05

El callejero de Colunga con el que se han actualizado los números y geolocalizado las viviendas ha resultado ser un documento que incluye "gansadas y meteduras de pata". Lo dice Justino Pérez, el portavoz popular en el Ayuntamiento de Ribadesella, quien, además, pide "la comparecencia urgente de todos los intervinientes en la redacción del proyecto a fin de estudiar la fórmula para mitigar" los errores que, a su juicio, comete el proyecto.

El edil, que reconoce haber votado a favor de la ejecución de este proyecto de reedición del callejero de Colunga, asegura que no tuvo "tiempo material para consultar la voluminosa documentación", "confié plenamente en los redactores del proyecto". Ahora, "oído el cabreo atronador de muchos de nuestros vecinos" y una vez "comprobados errores", cree que los técnicos municipales y los externos al Ayuntamiento que tomaron parte en la redacción deben explicar el porqué de sus decisiones. Según Pérez, "hay edificios que tienen el mismo número y hay viviendas unifamiliares que lindan con dos calles y tienen un número por una calle y otro por la otra". Por otra parte, indica, "y esto es un tema de gestión técnica, si el Ayuntamiento marca la pauta y los números de la derecha han de ser los pares y los de la izquierda los impares, hay sitios en donde están colocados de manera inversa". Otro error, abunda el concejal, "es que hablan de la Virgen del Loreto, cuando debe ser la Virgen de Loreto".

Pérez aclara: "aún no he mirado toda la documentación, pero en lo poco que he podido ver, y ha sido de forma casi casual, he encontrado numerosos errores", lamenta. De ahí que sea "necesaria una comparecencia urgente" y a tal fin ha presentado la petición en el Ayuntamiento por una vía formal.

Colocación de números

La actualización del callejero, una operación que incluye la geolocalización para que los dispositivos GPS puedan reconocer las direcciones del concejo, estaba destinada a paliar los numerosos errores que existían, debido a las nuevas construcciones y a los diferentes criterios de numeración en las distintas zonas. Ahora, los propietarios deberán colocar el nuevo número en un lugar visible de su fachada y acudir al Ayuntamiento a modificar la dirección oficial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook