El PSOE de Llanes insta al gobierno local a tomar medidas inmediatas para paliar, en la medida de lo posible, el impacto del coronavirus en la población del concejo. Los socialistas proponen "la exención de todo tipo de impuestos y tasas municipales a los afectados durante el tiempo que duren las restricciones del estado de alarma". Asimismo, creen que una vez superada la pandemia debería estudiarse aplazamientos de pago, fraccionamientos y medidas complementarias "que ayuden a reactivar la economía, así como ayudas y subvenciones que en su momento puedan arbitrarse".

Además, el PSOE pide medidas de apoyo a colectivos vulnerables de forma urgente, poniendo el acento en los centros de la tercera edad públicos y privados.

Para aprobar todas estas medidas, los socialistas locales ofrecen su colaboración en una situación "que no tiene precedentes" y remarcan que su propuesta "no supone un demérito del equipo de gobierno sino todo lo contrario, la constatación de que tiempos de excepcionales dificultades requieren ampliar nuestras ideas y olvidar desencuentros".

Así, el PSOE se ofrece a acelerar la elaboración del presupuesto municipal que, según anunció el Gobierno central, ya no va a estar constreñido por las reglas de gasto vigentes hasta ahora. De igual forma, el grupo socialista, el más numeroso del Consistorio llanisco con ocho concejales (el ejecutivo está formado por VecinosxLlanes, PP, Foro y la edil no adscrita Priscila Alonso, ex de IU, que suman nueve votos) sugiere también "abreviar al máximo cualquier tipo de permiso y licencia necesario para poner en marcha o aumentar una ocupación productiva".

Para una fase posterior quedarían, indica el PSOE, "medidas concretas sectorizadas: para el turismo, para el ámbito agroganadero, para el pequeño comercio, para el sector de la construcción, para la pesca, entre otros, que son nuestro motor económico".

Para articular este "plan de choque", los socialistas proponen la creación de una comisión municipal, formada por gobierno y oposición, y una comisión cívica, en la que además estén presentes partidos sin representación municipal pero con importante apoyo en las últimas elecciones, sindicatos, patronales, asociaciones y juntas vecinales.