25 de mayo de 2020
25.05.2020
La Nueva España

Liberan a un alimoche que fue rescatado herido en agosto en Llanes

El ejemplar, de una especie en peligro de extinción, fue encontrado con un traumatismo en un ala

25.05.2020 | 14:52
Liberan a un alimoche que fue rescatado herido en agosto en Llanes
Liberan a un alimoche que fue rescatado herido en agosto en Llanes

Un alimoche rescatado por la Guardería del Medio Rural el pasado 31 de agosto en Llanes vuelve a volar libre. Es así porque efectivos de la Dirección General del Medio Natural de Asturias lo han liberado después de que tuviera que ser trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Principado de (CRFS) con un traumatismo en un ala.

El alimoche (Neophron percnopterus) es un ave carroñera de tamaño mediano, se caracteriza por el plumaje blanco y negro y la cara amarilla de los individuos adultos. Esta especie está incluida entre las aves de España con la categoría de "En peligro".

El ejemplar recibió en el CRFS atención veterinaria para el traumatismo que presentaba en el ala derecha, una luxación en la articulación húmero-cubital. Las lesiones articulares requieren generalmente una recuperación lenta para adquirir de nuevo una funcionalidad correcta de la extremidad, existiendo riesgo de que permanezcan limitaciones de movimiento residuales que impidan su reingreso en el medio natural. Afortunadamente no fue así, explica el Principado.

El pollo de alimoche tuvo que permanecer durante todo el invierno en cautividad, pues no había tiempo material para que se recuperase y migrase durante septiembre con sus progenitores hacia sus zonas de invernada en África, fechas habituales de partida desde tierras asturianas. Sólo quedaba continuar la rehabilitación en el centro y liberarlo cuando sus congéneres volvieran la primavera siguiente, cuentan desde Medio Natural.

Una vez llegada la primavera y tras el largo proceso de recuperación en que el ejemplar recuperó una movilidad y funcionalidad correctas, permitiéndole realizar correctamente vuelo batido en voladero, sólo quedaba esperar el momento más adecuado para su reintroducción al medio. Este momento llegaría cuando las condiciones meteorológicas fueran favorables para que existieran corrientes térmicas que permiten a estas aves planear.

En su reintroducción al medio, el alimoche lleva consigo un emisor GPS con el objetivo de hacer un seguimiento continuo de su evolución, incluyéndolo como un componente más en la Red Centinela de Vigilancia contra el Veneno desarrollada por el Gobierno del Principado de Asturias, que cuenta ya con más de 30 ejemplares de distintas especies radiomarcados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído