19 de julio de 2020
19.07.2020
La Nueva España

Suecia estudia el problema del lobo

"La clave es trabajar con la gente local y ser pragmático", dice Hanna Pettersson, que realiza una tesis doctoral sobre la presencia del cánido

19.07.2020 | 01:20
Hanna Pettersson, en Cangas de Onís.

La problemática del lobo y su relación con el hombre y el ganado viajará a la Universidad de Leeds (Reino Unido). Será gracias a la tesis doctoral de la socióloga sueca Hanna Pettersson, que estos días se encuentra en la comarca del Oriente de Asturias analizando el trabajo de los pastores, estudiando los daños que les causa el cánido a sus cabezas de ganado y conociendo la perspectiva del entorno ecologista, defensor del lobo en el espacio protegido del parque nacional y fuera de él.

La tesis de Petterson tratará "las interacciones de los grandes carnívoros y la gente" a nivel europeo. Y en España, su estudio en el entorno de los Picos de Europa incluye también la misma idiosincrasia en zonas como Zamora, donde ya ha estado, o en Cáceres, a donde viajará a continuación.

"En toda Europa tenemos un proceso de restablecimiento de los grandes carnívoros, y esto tiene sus oportunidades y sus problemas", explica Petterson, que ha establecido ahora su residencia en Cangas de Onís, pero que convive también con pastores de Onís, Cabrales y Amieva, e incluso ha estado conociendo la peculiaridad de una zona libre de lobos, la de Llanes.

"Estoy intentando aprender de cada lugar. Hay sitios en donde el lobo siempre ha estado; otros en donde ha regresado, como aquí, y otros en donde seguramente regresará porque ya estuvo", abunda. En el caso de Asturias, y en más concretamente en el Oriente, "estamos viendo cómo ha sido el proceso de establecimiento". Para ello se entrevista a menudo con pastores y conservacionistas, "para entender todas las perspectivas". Después, escribirá su tesis "y la divulgaré", anuncia. Por ahora "es pronto para sacar conclusiones", pero "es cierto que el problema del lobo con los humanos está presente en todos los países, siempre ha habido mucha fricción entre ellos y yo creo, y esto es una visión personal, que hay ciertas soluciones que podrían funcionar en algunos lugares y en otros no. Hay muchas diferencias, pero muchas cosas en común". La cuestión, dice, "es trabajar mucho con la gente local, aprender de cada sitio, ser pragmáticos y adaptar la gestión a todo ello".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook