Cientos de personas acudieron ayer a Villamayor para dar el último adiós a José Luis Álvarez, hostelero y expolítico conocido cariñosamente como "Pepe el del Benidorm". Murió el pasado lunes en el HUCA, a los 58 años, debido a la secuelas que le dejó el coronavirus, una enfermedad que había superado tras contraerla en marzo, informa E.S.R. En la imagen, la llegada del coche fúnebre a la iglesia.