27 de septiembre de 2020
27.09.2020
La Nueva España

Mañana, lunes, arranca el curso en el IES Rey Pelayo de Cangas de Onís sin clases en los barracones

Un largo lustro después de su instalación los alumnos dispondrán de aulas en los edificios de las antiguas Escuelas "Vázquez de Mella" o en bien en el de Formación Profesional tras la protesta de los padres el pasado jueves

27.09.2020 | 11:50
Obras de adecuación en el recinto educativo.

El Plan de Contingencia derivado de la adaptación del IES Rey Pelayo, de Cangas de Onís, a las medidas contra el Covid19, cuyas clases arrancarán este lunes, 28 de septiembre, siempre y cuando no haya problemas de última hora, contempla tres escenarios diferenciados para el recreo (10.30 a 11.00 horas). Mientras los alumnos y alumnas de 1º y 2º de la ESO dispondrán en ese periodo de tiempo de la cancha del pabellón polideportivo municipal "Juan Antonio Vega Díaz", los que cursan 3º de la ESO disfrutarán del denominado jardín botánico, localizado en la parte posterior del centro educativo; en tanto, los estudiantes de 4º de la ESO, Bachillerato y Formación Profesional tendrán a disposición el patio del propio Instituto. Eso sí, todos cumpliendo con el protocolo marcado por las autoridades sanitarias. Durante el fin de semana continuaban los trabajos de adecuación de espacios para acoger a los chicos y chicas en el edificio de las antiguas Escuelas Vázquez de Mella, una vez descartados los barracones como aulas por la presión ejercida por padres y madres.

Corría el verano de 2014 cuando se decidió clausurar el denominado Instituto Femenino por supuestos daños estructurales, aunque no llegó a ser demolido hasta finales del pasado ejercicio de 2019. Entre tanto, como medida provisional, tras las vacaciones de Navidad de 2015, unos 180 alumnos y alumnas del Instituto de Educación Secundaria Rey Pelayo empezaron a recibir sus clases en los ahora conocidos como barracones -módulos prefabricados-, ubicados en el patio del centro docente. Los meses fueron pasando y, a las puertas de este inminente curso 2020/21, concretamente el pasado jueves, un centenar de padres y madres, sumamente preocupados por la incertidumbre de la pandemia por el Covid-19, se plantaron en los aledaños de los mismos para exigir alternativas, pues, no estaban dispuestos a que sus hijos e hijas siguiesen asistiendo a clase en los susodichos barracones del IES Rey Pelayo. Al final, el equipo directivo atendió sus reivindicaciones e hizo lo posible por reubicarlos en los edificios colindantes, es decir, en las antiguas Escuelas del Vázquez de Mella y en el de Formación Profesional.

"Ningún alumno está seguro recibiendo clases en los barracones. Principalmente, porque no cumple con el requisito que exige el plan del Gobierno del Principado para los centros escolares y en el que dice que el espacio donde están los alumnos debe tener una adecuada ventilación como parte fundamental para evitar propagación y contagios. La ventilación en esas aulas no es, para nada, la adecuada tal como indica la tabla de riesgo del Principado. La situación de esas aulas convierte el riesgo el alto", expusieron, entre otros puntos y exigencias, en un manifiesto conjunto padres y madres del Instituto de Secundaria Rey Pelayo, de Cangas de Onís, que fue entregado al director del IES Rey Pelayo, el jueves pasado, determinante para que la situación diese un giro y los barracones pasasen a ser historia del susodicho centro educativo, al menos en lo referente a seguir como aulas para las clases.

Por otra parte, los padres y madres prevén crear una comisión de seguimiento, a partir de mañana, lunes, una vez arranque el nuevo curso, para velar por el cumplimiento de los compromisos adquiridos y, sobremanera, tener constancia de los plazos para que se haga realidad la edificación del nuevo Instituto. Y es que la Consejería de Educación y Cultura dispone de la pertinente licencia de obras -concedida por el Ayuntamiento a finales del mes de enero- para la rehabilitación parcial y nueva edificación complementaria del Instituto, según el proyecto técnico redactado por los arquitectos Alfredo Rodríguez y Javier García, con un presupuesto de 3.472.463,37 euros. Las obras preveía iniciarlas a últimos de 2020, siendo en plazo de ejecución de 18 meses. Todo apunta a que, el flamante centro educativo, sito en las inmediaciones de la capilla Santa Cruz, en las inmediaciones de la Avenida Constantino González, podría estar listo para el arranque del curso educativo 2022/23.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído