18 de octubre de 2020
18.10.2020
La Nueva España

Vecinos de La Talá exigen que no se permita llevar a la zona los lodos del puerto llanisco

"No entendemos que el sedimento del dragado, con el mal olor que da, tenga que acabar al lado de nuestras viviendas", claman los afectados

17.10.2020 | 23:54
Vecinos de La Talá exigen que no se permita llevar a la zona los lodos del puerto llanisco

Los sedimentos que le sobran a la dársena interior del puerto de Llanes serán vertidos, si nadie lo remedia, en la zona de La Talá "a setenta metros de casas residenciales", al menos de forma temporal. Lo denuncian los vecinos de esta zona de la villa que recuerdan que ya tuvieron que ver cómo "el pasado mes de marzo se enterró aquí todo el lodo que se sacó" de la bocana portuaria.

"No entendemos cómo, con lo grande que es el concejo de Llanes, tiene que echarse el sedimento, que desprende un olor insoportable, al lado de viviendas que cuestan alrededor de 165.000 euros", lamentan los afectados.

Los vecinos han advertido al Ayuntamiento de Llanes de esta situación, según relata Heliodoro Jiménez, y desde el Consistorio aseguran que, efectivamente, el servicio de Puertos solicitó permiso al Gobierno local y, por ahora, "no se ha valorado la respuesta". Y no se hará hasta que "los técnicos dictaminen si se puede o no se puede dar la licencia en este punto", añaden fuentes municipales.

Por ahora en la zona ya "hay excavadas dos fosas", pero según otras fuentes del Consistorio se trata de una actuación de carácter temporal.

"Tenemos que colaborar con el servicio de Puertos, que están haciendo una obra muy necesaria para los pescadores, necesitan un lugar cercano a la dársena para dejar los sedimentos para no incrementar los costes del trabajo. El sistema de dragado consiste en sacar del puerto, verter en contenedores para que escurran el agua, llevarlo a las balsas a terminar su secado en La Talá y, por último, transportarlo confinado a otro punto de la región", detallan. En todos los casos, "el olor será algo puntual y seguramente esté producido por las algas en putrefacción que están mezcladas con la arena y el fango que se está sacando del puerto" , señalan.

Esto, sin embargo, no convence a los vecinos, que recuerdan que denunciaron ya la situación "en marzo, cuando vertieron sin fosas ni nada todo el lodo en el suelo de una parcela que, más tarde, se habilitó como parking de autocaravanas. Estamos hablando de un terreno impermeable que apenas absorbe el agua", advierte Heliodoro Jiménez.

El Principado inició el pasado miércoles las labores de dragado del puerto de Llanes, a través de los que se extraerán más de 5.000 metros cúbicos de sedimentos, mexcla de arenas, fangos y ocle. La finalidad de los trabajos es permitir a las embarcaciones acceder a la dársena y permanecer en su interior de una manera más segura.

La actuación, a la que el Gobierno de Asturias destina 379.940 euros, cuenta con un plazo de ejecución de cuatro meses. Según el Ejecutivo asturiano, tratarán de agilizarse los trabajos al máximo para que las obras puedan culminarse antes de que concluya el presente año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook